martes, 29 de diciembre de 2015

Tarta de Santiago

¡Hola, cocinillas!
Acabamos el año con una sugerencia para el postre de estas fiestas navideñas/ de fin de año: la tarta de Santiago (con su característica cruz de la Orden de Santiago y todo, valga la redundancia). Es una receta tradicional, sencillísima, de pocos ingredientes y que merece la pena compartir. La encontré en esta web y con muy pocas modificaciones aquí la presento y doy fe de que es excelente.

INGREDIENTES:

  • 250 gr de almendras crudas molidas (o enteras y se muelen con cualquier brazo batidor, hasta que queden como un polvo o granos finos o harina de almendra).
  • 250 gr de azúcar.
  • 5 huevos.
  • Ralladura de medio limón.
  • Media cucharita de canela.
  • Algo para engrasar el molde (mantequilla, margarina o aceite de girasol, etc.)
  • Azúcar glass  (glacé, icing sugar) para decorar.

ELABORACIÓN:
  • Precalentamos el horno a 180º C arriba y abajo.
  • Mezclamos bien en un recipiente la almendra molida con el azúcar, la canela y la ralladura del limón.
  • Añade los huevos, mezclándolo todo bien, pero sin llegar a batir.
  • Engrasa el molde con la matequilla o similar para que no se pegue y vierte la mezcla.
  • Hornea a 180 ºC durante unos 30/ 40 minutos o hasta que quede dorado por arriba.
  • Deja enfriar antes de decorar con azúcar glass. Descárgate la cruz de Santiago y recórtala mientras tanto pinchando aquí (javirecetas.com).
  • Pon la cruz recortada en el centro del bizcocho, espolvorea el azúcar glass y retírala con sumo cuidado.
Y he aquí el delicioso resultado:


¡Buen provecho y felices fiestas!

jueves, 22 de octubre de 2015

Lubina con jamón al horno

¡Buenas Cocinillas!

Hoy os traemos una manera de cocinar las lubinas fácil con ingredientes que todos tenemos y que además les da un sabor buenísimo. Si os digo la verdad yo al principio quería comer filetes de lubina a la plancha así que cuando me encontré en casa con dos lubinas enteras (bueno, sin tripas) mirándome fijamente recordé que ya había probado la trucha rellena de jamón en casa de mi hermana e improvisando me salió una receta de lo más socorrida. Eso sí, tengo que cambiar de pescadero. 

INGREDIENTES:


  • 2 lubinas limpias (sin tripas)
  • 2 lonchas de jamón o un paquete de taquitos de jamón, unos 90gr
  • 1 patata grande o 2 pequeñas.
  • 1/2 cebolla.
  • 1 pimiento
  • sal
  • aceite de oliva

PREPARACIÓN

  • Primero peláis, laváis y cortáis las patatas en rodajas finas, como para hacer tortilla. Idlas colocando en el fondo de una fuente apta para el horno.
  • Cortad la cebolla en juliana (a tiras) y el pimiento en aros o trozos más pequeños. No os olvidéis de quitarle la primera capa a la cebolla y de limpiar el pimiento de semillas. Colocad la cebolla y el pimiento repartido por toda la fuente.Salpimentad y añadid un chorro de aceite de oliva.
  • Limpiad las lubinas, echad un poco de sal y si queréis pimienta en la apertura y rellenadlas con los taquitos de jamón. A continuación, colocad las truchas en la fuente y repartid el resto de los taquitos de jamón. Echad otro chorrito de aceite de oliva e introducid la fuente en el horno previamente calentado a 200º durante unos 30 minutos. Con este tiempo de cocción la cebolla y el pimiento quedan un poco crujientes, si os gustan más blandos meted la fuente sin las lubinas unos 10 minutos y después les ponéis las truchas y ya si que lo dejáis durante media hora. 
Las cantidades son para dos personas, también podéis añadir un chorrito de vino blanco, limón, sustituir el jamón por el bacon, añadir tomate... Como siempre, podéis experimentar con varias combinaciones de ingredientes. Como véis, comer sano y rico no es tan difícil y os sirve tanto para comida como para cena. 


¡Buen provecho!

domingo, 18 de octubre de 2015

Pastelitos de limón de Sansa

¡Buenas Cocinillas!

Hoy os traigo una receta de un libro basado en la comida de Canción de hielo y fuego del que ya os hablé en esta receta de huevos cocidos al té. Esta vez os traigo los famosos pastelitos de limón que tanto le gustan a Sansa, Si os soy sincera, me espera algo parecido a un bollito con un relleno de crema de limón, algo un tanto francés, sin embargo, las autoras nos proponen una pasta que está a medio camino entre una galleta y un bizcocho. La receta es de finales del siglo XVIII. Yo la he modificado un poco para potenciar el  sabor a limón y la verdad es que han quedado de rechupete. 

INGREDIENTES:


  • 350 gr de harina
  • 1/2 kg azúcar
  • 90 gr mantequilla
  • 1 huevo
  • 2 yemas
  • 2 limones rallados
  • El zumo de un limón pequeño.
Glaseado
  • 40 gr de azúcar glas
  • 1 y 1/2 de leche
PREPARACIÓN:
  • Empezamos mezclando los ingredientes secos y los húmedos en dos recipientes distintos. Una vez que todo está bien mezclado, verted los ingredientes húmedos en el bol de los secos. 
  • Cuando la masa se separe de las paredes y esté ligeramente pegajosa (un pelín pegajosa) haced bolitas pequeñas, de unos 3cm de diámetro y ponedlas en una bandeja o bien engrasada o bien con papel de horno para que no se pegue. Dejad espacio entre las bolitas porque en el horno se expanderán. Metedlas en el horno precalentado a 180º durante 15-20 minutos. No esperéis a que se doren porque entonces estarán durísimas. 
  • Para el glaseado mezclamos el azúcar con la leche y lo echamos encima de las pastas cuando estén frías. 
Cómo veis es sencillísimo hacerlos y el sabor no te defraudará. Esta receta da para unos 35-40 pastelitos, depende de los grande que los hagas y aunque sea evidente os recuerdo que si los hacéis más grandes tendréis que aumentar el tiempo de horneado pero no dejéis que se dore porque entonces no les podréis hincar el diente de lo duros que estarán. Yo personalmente, las prefiero sin el glaseado pero a un par de amigos les ha encantado así que lo he incluído.  Por último recomendaros que los acompañéis de una buena bebida caliente ya sea té, café o leche estas pastas son perfectas para la merienda. 


lunes, 5 de octubre de 2015

Magdalenas de chocolate fondant (o muffins de chocolate fondant)

¡Hola, cocinillas!
Hoy traemos una creación propia, hartos de buscar, insatisfactoriamente, una receta de magdalenas de chocolate que permitiera usar esas tabletas (o medias tabletas) de chocolate fondant que se acumulan en casa, sin ocasión de usarlas antes de que caduquen. Nos pusimos manos a la obra y, a partir de los ingredientes básicos, logramos las cantidades perfectas para hornear las magdalenas de chocolate más jugosas, chocolateadas ¡y hasta cremositas! que hayamos comido últimamente.
Emplear un chocolate, como el fondant, que en principio es de cobertura, para hacer muffins de chocolate, resulta un gran acierto, porque se consigue una textura donde el chocolate permanece cremoso y la masa jugosa tras el horneado. Además, la grasa propia de este chocolate de cobertura hace que necesitemos usar menos margarina o mantequilla en su elaboración. Y, además, si el chocolate de cobertura o fondant no llevase componentes lácteos, puedes emplear la margarina y obtendrás unos muffins aptos para intolerantes a la lactosa o alérgicos a la proteína de la leche.
A continuación, os contamos las receta para aproximadamente 10 magdalenas:

INGREDIENTES:
  • 80 gr de harina.
  • 75 gr de azúcar blanco.
  • 100 gr de chocolate fondant.
  • 3 huevos medianos.
  • 75 gr de margarina o mantequilla.
  • 1 cucharita (de las de café), colmada, de levadura en polvo.
  • Pepitas de chocolate negro al gusto.
ELABORACIÓN:
  • Derretimos en un bol el chocolate en el microondas (o en un cazo al baño maría al fuego) con cuidado de que no se queme, removiendo constantemente, y lo mezclamos con la margarina o la mantequilla que ayudará a derretirlo.
  • En otro bol mezclamos la harina (mejor si la tamizamos con un colador) con la levadura y el azúcar.
  • Cuidando que la mezcla de chocolate y margarina no esté muy caliente, añadimos ahí los tres huevos bien mezclados y, además, la mezcla del bol de la harina, azúcar y levadura. Mezclamos muy bien hasta que quede bien integrado, haciendo movimientos envolventes.
  • Ponemos las cápsulas en una bandeja de cupcakes (salen unas 10 unidades) y llenamos hasta la mitad cada cápsula con la mezcla. Después añadimos sobre cada cápsula pepitas de chocolate negro al gusto y terminamos de llenar las cápsulas hasta los 2/3, aproximadamente, de su capacidad.
  • Por último, decoramos la parte de arriba con más pepitas de chocolate al gusto. 
  • El horno debe estar precalentado sobre los 130º C arriba y abajo, introducimos la bandeja de magdalenas y subimos hasta los 180º C. Horneamos 20- 30 minutos. Pinchamos con un palillo y si no sale manchado están listas.
¡¡Y este es el resultado!! Podemos ponerlas a enfriar sobre una rejilla.

 Y aquí tenéis el corte, para que veáis cómo queda por dentro. Como veis, el bizcocho es muy esponjoso:
¡Buen provecho!

martes, 29 de septiembre de 2015

Lasaña de atún

¡Hola Cocinillas!

He decidido compartir con vosotros uno de mis platos estrella que ha encantado a todo el que lo ha probado.Si queréis quedar bien con una comida casera os recomiendo encarecidamente que hagáis esta deliciosísima lasaña. Si bien es cierto que hacer una buena lasaña requiere su tiempo os aseguro que merece la pena cada segundo porque está buenísima y el atún queda de maravilla. 


INGREDIENTES (5-6 personas):
  • 1 cebolla grande.
  • 1 pimiento verde.
  • 2 dientes de ajo (opcional).
  • 1 zanahoria mediana.
  • 5 o 6 latas de atún de 80 gr. Yo utilizo atún al natural.
  • 250 gr de champiñones  .
  • 450 gr de tomate frito.
  • 12-16 láminas de pasta.
  • 1/2 l de bechamel (también la podéis comprar ya hecha)
  • Queso rallado.
Para la bechamel:
  • 1 cucharada de mantequilla.
  • 3 cucharadas de harina.
  • 1/2 l leche.
  • Una pizca de sal y pimienta.

PREPARACIÓN:
  • Primero picad la cebolla, el ajo y el pimiento. Yo prefiero cortadlo muy fino para que no se note demasiado. En cuanto a la zanahoria, para que os quede muy pequeña lo mejor es rallarla, si tenéis un rallador que os la deja en plan patatas paja siempre podéis terminar de picarla con un cuchillo o un picador. 
  • Primero sofreid la cebolla, el ajo y el pimiento a fuego medio alto. Incorporad la zanahoria si la habéis dejado más bien grandecita si está finita esperad un par de minutos antes de añadirla. 
  • Mientras tanto lavad, secad y cortad los champiñones. En este caso yo prefiero cortarlos en láminas. Cuando todo esté empezando a dorarse pero aún no esté del todo cocinado echad los champiñones y después de un par de minutos el atún escurrido. Dadle unas vueltas hasta que se mezcle todo y el atún se halla cocinado un poco y verted el tomate frito. No lo echéis todo, dejad un dedo más o menos. Cuando el tomate esté bien repartido dejadlo a fuego medio-bajo durante unos 5 minutos, reomoviendo de vez en cuando. 
  • Para montar la lasaña necesitáis haber cocido la pasta. En este caso seguid las instrucciones del fabricante. También podéis utilizar pasta precocida. Yo últimamente estoy utilizando este tipo de pasta porque ahorra bastante tiempo y puedo dejarla en agua caliente mientras voy haciendo el resto de la receta.
  • Para hacer la bechamel en un cazo ponemos la mantequilla, cuando se haya derretido incorporamos la harina y la doramos. A continuación ir vertiendo la leche poco a poco sin dejar de remover con las varillas para que no se formen grumos. Cuando haya llegado al grado de espesura que os guste incorporáis la sal y la pimienta y la reserváis. Tened en cuenta que una vez que ha reposado queda más espesa así que si véis que os queda demasiado espesa añadid más leche. 
  • Para montar la lasaña os recomiendo que extendáis una capa de tomate frito en la base de la fuente, de esta forma evitamos que la pasta se pegue y queda más jugosa. Ahora sólo queda cubrir la fuente con láminas de obleas y cubrir éstas a su vez con la mitad del sofrito, volvemos a poner otra capa de obleas, otra de sofrito y la capa final de obleas. En este momento es cuando vertemos toda la bechamel encima y la repartimos bien sobre toda la superficie intentando que nos quede lisa. 
  • Por último, espolvoreamos el queso rallado que más os guste y la metemos en el horno precalentado a 180-190º durante media hora. Id echando un vistazo de vez en cuando para que no se os queme. Si véis que el queso no se está gratinando podéis subir la temperatura a 200º con calor sólo arriba y dejarlo unos 3 minutos. 
Es mucho más fácil de lo que parece. Recordaros que siempre podéis utilizar bechamel de brick, champiñones de bote, ajo ya laminado, cebolla el polvo... De verdad que no es un sacrilegio optar por lo más sencillo aunque es cierto que muchas veces el toque casero se nota para bien. En la receta original de mi padre, no había ni pimiento, ni ajo ni zanahoria. Yo los he añadido por que me gusta el toque que le da y me engaño un poco al pensar que engordará menos porque lleva verduras. En fin cocinillas, espero que disfrutéis de este plato tanto como yo y que empecéis el otoño de la mejor de las maneras. 



¡Buen provecho!

domingo, 20 de septiembre de 2015

Guacamole sin picante

¡Hola, cocinillas!

A muchos la idea de un guacamole suave y no picante os parecerá algo sin gracia. Os equivocáis; este guacamole está lleno de rock and roll. Por eso, los que tenemos que cuidar nuestra alimentación porque padecemos del estómago (ardor y reflujo, úlceras, etc.) vamos a apreciar mucho esta receta, porque el resultado final es riquísimo, gusta mucho y no va a dar ningún problema digestivo. 
Y además, si rehuís del cilantro (en exceso tiende a matar cualquier sabor, ya que es una hierba muy aromática), como es mi caso, tampoco lo vais a echar de menos. Es algo opcional, que yo no pongo ¡y no me arrepiento!

Sin enrollarme más, aquí tenéis la receta de mi guacamole apto para toda la familia, sin picante ni sabores fuertes. Sencillamente delicioso y muy fácil de hacer.

INGREDIENTES:
  • Un aguacate.
  • Una cebolleta pequeña (mucho mejor que una cebolla normal).
  • Un pimiento verde pequeño.
  • Una lima o, si os es más sencillo, un limón.
  • Una cucharada de aceite (de oliva, virgen extra).
  • Sal.

ELABORACIÓN:
  • Picamos la cebolleta y el pimiento verde (con cuidado de quitarle todas las pepitas antes) muy fino, en cuadraditos. Si os es más fácil, podéis usar algún accesorio picador.
  • Vaciáis el aguacate en un bol y lo mezcláis con la cebolleta y el pimiento ya picados.
  • Aliñáis con el zumo de una lima (si usáis limón, como son más grandes, podéis usar sólo medio), una cucharada de aceite de oliva y sal.
  • Mezcláis todo bien.
¡¡Y ya está!! Los podéis acompañar con nachos, doritos, triángulos de maíz o como lo llaméis. Habréis reparado en que no he usado cilantro. Podéis picar un poco y añadirle, pero prefiero dejarle crecer en el campo feliz. Este es un guacamole sin picante, que va a gustar hasta para desayunar.


¡¡Buen provecho!!
P.D.: ¿Queréis la receta del guacamole original bien picante? Sólo tenéis que sustituir el pimiento por chile verde, la cebolleta puede ser cebolla y añadir cilantro al gusto.

lunes, 14 de septiembre de 2015

Pollo con curry al horno

¡Hola Cocinillas!

¿Qué tal os está yendo septiembre? Los niños ya han vuelto al cole, el fresquito empieza a hacer acto de presencia y las hojas van tiñéndose de marrón y rojo. En fin, que ya va apeteciendo más encender el horno y para que la vuelta a la monotonía se os haga más llevadera os proponemos este pollo con verduras y curry. Sencillito y rico. 

INGREDIENTES:
  • 1 cuarto de pollo por persona
  • 1 patata pequeña por persona
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 zanahoria
  • 200 ml nata líquida para cocinar o un yogur natural sin azúcar ni edulcorantes (mejor si es griego)
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • 1 cucharada de curry
  • El zumo de un limón

PREPARACIÓN
  • Primero preparáis la salsa, en un bol mezclad el yogur o la nata, el curry, el ajo y el limón y reserváis. 
  • Pelad y cortad la patata y la zanahoria en rodajas, no demasiado finas y la cebolla, cortadla en juliana. Colocad todo formando una capa que cubra todo el fondo de la fuente (apta para horno, por supuesto) que vayáis a usar. Echad sal y un chorrito de aceite.
  • Salpimentad los cuartos de pollo y embadurnadlos con la salsa. Echad el resto de la salsa sobre las verduras, colocad el pollo encima y metedlo en el horno previamente calentado a 250º durante una hora y media. Dadle la vuelta al pollo a mitad de la cocción e idle echando un vistazo cuando se pase la hora para que no se os queme. 
El pollo queda muy bien y muy rico, pero las verduras quedan de impresión. Como siempre, id probando distintas proporciones, verduras, texturas. Bueno cocinillas, espero que os guste esta receta y que os ayude para que empecéis este curso con mucho optimismo y energía. 


¡Buen provecho!

lunes, 17 de agosto de 2015

Carne picada con arroz y champiñones

¡Hola Cocinillas!

¿Qué tal se os está dando el verano? espero que con las vacaciones no sucumbáis mucho a la tentación de la comida basura y cadenas de comida rápida, aunque parezca imposible se puede comer bien, sano y no tardar mucho en cocinar. Este es el caso de la receta de hoy. El otro día tenía ganas de comer carne picada y me inventé la receta sobre la marcha, es muy sencillita, sana (aunque no de dieta) y muy pero que muy sabrosa, hasta pensé que la carne era de cerdo en lugar de ternera de los sabroso que estaba.

INGREDIENTES:

  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla grandecita
  • 1 pimiento verde
  • 100 gr champiñones
  • 1/2 kg carne picada (en este caso utilicé carne de ternera pero podéis probar con otras carnes)
  • 1 vaso de arroz
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 2 chorritos de salsa de soja
  • sal
PREPARACIÓN:

  • Primero poned agua a calentar hasta que hierva para añadir el arroz y cocerlo durante el tiempo que diga en el envase, si no dice nada lo normal es que sean unos 10 minutos. Pasado este tiempo escurridlo, refrescadlo con agua fría para detener la cocción y reservadlo para más tarde. 
  • Pelad y cortad los ajos, la cebolla y el pimiento (éste último no hace falta pelarlo) y los incorporáis a una sartén cuando (en la que previamente habéis calentado un chorrito de aceite) y lo pocháis todo bien.
  •  Mientras tanto cortad los champiñones como más os plazca. Si los picáis es mejor que los añadáis a la sartén cuando a la verdura le quede poquito para estar lista.
  • Cuando a la verdura le falte un minutito añadid la carne picada. Subid un poco el fuego para que la carne se fría en vez de cocerse. Sal pimentad y dorad la carne. 
  • A continuación verted el vino blanco y dejadlo reducir a fuego medio hasta que todo el caldito se haya evaporado y la carne esté jugosa. 
  • En ese punto añadís un par de chorritos de salsa de soja y lo rehogáis bien. Probad la carne y corregid de sal si lo necesita. 
  • Por último, incorporad el arroz y mezcladlo todo. 

Como siempre, podéis probar variaciones, sustituciones o lo que queráis. Lo bueno que tiene este plato es que al ser carne picada podéis utilizarlo como relleno de muchísimas recetas, ya estoy babeando al pensar en una empanada con este relleno. En fin, espero que os guste mucho. 


¡Buen Provecho!




jueves, 16 de julio de 2015

Tiramisú sin huevo

¡Buenas cocinillas!

El finde pasado organicé una cenita con unos amigos en mi casa y preparé este delicioso tiramisú, la pena es que se nos olvidó sacarlo así que al final lo tuve que compartir con mi familia para que no se echara a perder (cosa que mi padre ha agradecido enormemente). En la receta tradicional se utilizan huevos sin cocinar, las claras a punto de nieve y las yemas mezcladas con azúcar, y la verdad es que como está haciendo este calor infernal quería evitar posibles intoxicaciones de salmonela y decidí sustituirlos. Me he basado en una receta de Eva Arguiñano por que es la más sencilla y la más sabrosa. 

INGREDIENTES:


  • 1/2 l de café
  • 2 cucharaditas de azúcar avainillada 
  • Bizcochos de soletilla 
  •  1/2 kg de queso mascarpone
  • 5-6 cucharadas de leche condensada
  • Cacao en polvo o chocolate negro rayado

PREPARACIÓN:

  • Primero haced el café, procurad que sea de buena calidad. Normalmente se le añade licor (amaretto, ron...) en lugar de azúcar pero no tenía ninguno que pegara con el café así que para darle un puntito dulce, sin pasarse utilicé el azúcar avainillada. Podéis añadirle unas gotas de esencia de vainilla, almendra, castaña.... Dejad enfriar el café mientras hacéis la crema.
  • Para hacer la crema sólo tenéis que añadir la leche condensada al queso y mezclarlos hasta obtener una mezcla homogénea. 
  • Ahora que tenemos todo listo necesitáis una fuente para montar el tiramisú.  Mojáis uno a uno los bicochos en el café y los vais colocando en la fuente hasta haber completado toda una capa. Podéis verter un poco de café en las partes que no se han mojado. A continuación ponéis una capa de crema, intentad que sea uniforme. Sobre esa capa, si queréis, podéis espolvorear un poco de café en polvo. El siguiente paso es montar otra capa de bizcochos mojados en café, otra de crema, 
  • Por último dejadlo en la nevera para que todo se asiente y se enfríe. Lo ideal es hacerlo de un día para otro, si no disponéis de tanto tiempo dejadlo al menos unas 4 o 5 horas.
Como veis es lo más sencillo del mundo. Si no encontráis queso mascarpone podéis probar con otro tipo de queso crema. Es recomendable esperar a que el café esté frío antes de mojar los bizcochos para que no se deshagan. Yo utilicé una fuente de cerámica de 21,5cm x 28cm y la crema me quedó justita así que si tenéis un recipiente más pequeño mejor que mejor o hacéis más cantidad de crema. Es una receta muy pero que muy agradecida, es muy fácil, se hace en un periquete y está delicioso. El único suplicio es esperar el tiempo necesario para hincarle el diente. 


¡Buena provecho!



lunes, 22 de junio de 2015

Empanadillas rellenas de carbonara

¡Buenas cocinillas!


Hoy os traemos una receta de relleno de empanadillas que no está nada mal y que te puede sacar del paso si te has quedado sin pasta y quieres disfrutar de una buenísima salsa carbonara. Es muy sencillita y son perfectas como entrante o plato principal con una buena guarnición. 

INGREDIENTES:
  • 250 gr bacon cortado en tiritas o en daditos
  • 100 gr champiñones
  • 1/2 cebolla
  • 200 ml nata
  • 1 cucharada de pan rallado
  • sal
  • Pimienta
  • 15 obleas de empanadillas
  • 1 huevo batido

PREPARACIÓN:
  • Picamos la cebolla muy fina y la incorporamos a una cazuelita o sartén con un chorrito de aceite ya caliente. La vamos pochando y aprovechamos para picar los champiñones. 
  • Cuando esté a medio cocinar añadimos el bacon y un par de minutos después los champiñones. Una vez que todo esté en su punto vertemos la nata y salpimentamos al gusto. Echáis la cucharada de pan rallado y vais removiendo hasta que la mezcla espese.
  • La retiramos del fuego y la dejamos enfriar durante al menos un par de horas. 
  • Una vez fría rellenamos las empanadillas, las pincelamos con huevo batido y las metemos en el horno previamente calentado a 200º durante 15-20 minutos. 
Ya veis que es fácil, buena y barata. Os recordamos que ya publicamos una receta para empanadillas rellenas de morcilla y queso de cabra y otras de pollo al curry. Algún día publicaremos incluso el relleno tradicional de atún y tomate. Mientras tanto, aparcad la operación bikini y disfrutad de estas delicias.  


 

¡Buen Provecho!

martes, 9 de junio de 2015

"Chili" con carne

¡Hola Cocinillas!

Hoy os traemos un plato que es típico de la cocina mejicana pero os aviso, seguramente no tenga nada que ver con la receta original. Esto se debe a varios factores, primero, a que me he basado en una receta de la BBC (un canal inglés) y segundo, a que al final cada cultura adapta la gastronomía extranjera a sus gustos. Sin ir más lejos, he puesto comillas a chilli porque esta receta no lleva nada de chilli. Aún así, os aseguro que es un plato delicioso y perfecto para fiestas o una noche de pelis.

INGREDIENTES:


  • 1/2 kg de carne picada de ternera
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento rojo pequeño o medio pimiento grande
  • 3 dientes de ajo
  • 2 tomates grandes bien maduros
  • 1 cucharadita generosa de pimentón picante
  • 1 cayena
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 400ml de caldo de carne 
  • 420gr de alubias rojas ya cocidas
  • Sal y pimienta a gusto
PREPARACIÓN:

  • Picamos la cebolla, el pimiento y los ajos muy fino. Cuando el aceite de oliva esté caliente incorporamos las verduras a la sartén y las dejamos dorar. 
  • Una vez que las verduras estén pochadas añadimos la carne picada, desmenuzándola y dorándola bien. En este paso es conveniente subir el calor para freir bien la carne.
  • Mientras la carne está en la sartén triturad los dos tomates. Antes de añadirlos a la sartén echad la sal, el pimentón y la cayena, dadle un par de vueltas y en ese momento ya sí que podéis echar el tomate triturado, el caldo de carne y el azúcar. 
  • Dejad que reduzca a fuego medio durante unos 10 minutos. Incorporad las alubias y que siga reduciendo hasta que se quede una salsa más bien espesa y jugosa. 
Ya veis que no tiene ninguna complicación. Si utilizáis alubias de bote, desechad el líquido y ejuagadlas. Es bastante típico utilizar comino y orégano, a mí el comino no me convence mucho en este tipo de platos sin embargo la próxima vez sí que le añadiré orégano para aromatizarlo. Normalmente se sirve con arroz cocido, pero como siempre, vosotros decidís con qué acompañarlo y cómo comerlo. Podéis utilizarlo de relleno para burritos, fajitas, empanadillas (con un poco de queso y al horno están de muerte), servirlo con nachos, colines... Así que ya sabéis ¡A cocinar se ha dciho!



¡Buen Provecho!

sábado, 4 de abril de 2015

Bizcocho sin lactosa

¡Hola, cocinillas!
Recetas de bizcochos hay cientas, pero aptas para personas con alergia o intolerancia a la lactosa, que estén realmente buenas, hay muy pocas. Mi tía lleva haciendo años una receta de un bizcocho delicioso, sin yogur, ni leche, ni ningún otro tipo de lácteo, que nada tiene que envidiar en jugosidad,  esponjosidad o sabor a los bizcochos con lactosa. Su sabor es increíble y no se necesitan ingredientes complicados.

INGREDIENTES:
  • 6 huevos.
  • 1 vaso de azúcar.
  • Un vaso y medio (1 y 1/2) de harina.
  • Medio (1/2) vaso de aceite de girasol.
  • Ralladura de un limón.
  • 1 sobre de levadura.

ELABORACIÓN:
  • Batir las claras a punto de nieve. Luego añadir las yemas y el azúcar y seguir batiendo hasta integrarlas.
  • Añadir la harina junto con la levadura y mezclar.
  • Añadir la ralladura del limón y el aceite de girasol. Integrar bien la mezcla.
  • Hornear a 180º C de 20 a 30 minutos, según vuestro horno, hasta que esté dorado.
Tras enfriar, este es su delicioso resultado. Apto para los alérgicos o intolerantes a la lactosa:


¡Buen provecho!

P.D.: Receta dedicada a mi amiga Carmen, que es alérgica a la proteína de la leche y este bizcocho le encantará.

lunes, 30 de marzo de 2015

Torrijas tradicionales, con leche y con vino dulce moscatel

¡Hola, cocinillas!
Para empezar esta Semana Santa, volvemos con el tradicionalísimo plato de las torrijas, que no puede faltar en ningún hogar de España en estas fechas. en cada casa tienen su truco para que queden más ricas, ya que a cada persona le gusta tomarlas de una manera diferente. Por eso nos proponemos rescatar la receta más sencilla y habitual, la de la torrija con leche o con vino (preferentemente un vino dulce, como el moscatel valenciano. Las cantidades son un poco intuición, gusto y hambre de cada uno, pero los ingredientes imprescindibles son los que enumeramos a continuación:

INGREDIENTES:
  • Un pan de torrijas. También puede servir un pan normal cortado en rebanadas gruesas o pan de molde.
  • Un litro de leche.
  • Huevos.
  • Azúcar blanco.
  • Canela en rama y molida.
  • Piel de un limón.
  • Para acompañar (opcional) vino moscatel.

ELABORACIÓN:
  • Poner a cocer un litro de leche con una rama de canela canela, la piel de un limón y 4 o 5 cucharadas soperas de azúcar. Llevar a ebullición y apartar.
  • Batimos tantos huevos como vayamos necesitando en un plato aparte.
  • En otro plato hacemos una mezcla al gusto de azúcar y canela molida.
  • Empapar el pan para torrijas en esa leche. Luego pasarlas por el huevo batido y freír hasta que se doren.
  • Cuando estén doradas se pasan por la mezcla de azúcar y canela.
Sugerencias de presentación:
Puedes empapar las torrijas en la leche que hemos hervido con la rama de canela y la piel del limón y comerlas así, preferentemente dejándolas enfriar.
También puedes comerlas secas, acompañadas por un vasito de vino dulce, tipo moscatel, o directamente bañar la torrija en dicho vino.
¡De ambas formas quedan deliciosas!

P.D.: También hay cocineros que empapan de vino y huevo la torrija para freírla, en lugar de leche y huevo. Prueba y nos cuentas. Deben estar de muerte. 

P.D.2: ¿Qué hacer si soy alérgico a la leche? No hay problema. Puedes cambiarla por una leche de almendras (riquísima) o de soja.