martes, 25 de julio de 2017

Crumble de fresas, strawberry crumble pie

¡Hola Cocinillas!

Sé que en verano da una pereza terrible encender el horno pero os aseguro que este postre merece la pena. Estoy segura de que recordaréis la clásica crumble de manzana que hizo Goyo hace un tiempo. Esta vez yo me he decantado por las fresas porque me encantan las fresas cocinadas y porque cuando lo hice era marzo y estaban a un precio más que razonable. Me basé en una receta de Eva Arguiñano a la que modifiqué un par de cositas y doblé las cantidades para que fuera para ocho personas. Por cierto, pido perdón por las fotos que son horribles. 

INGREDIENTES


  • Unas 40 fresas
  • 200 gr de mantequilla
  • 100 gr azúcar avainillado
  • 150 gr de azucar
  • 1 1/4 cucharada de canela
  • 300 gr de harina

PREPARACIÓN


  • Primero lavad las fresas y cortadlas por la mitad. A continuación ponedlas en la fuente que vayáis a utilizar y espolvoread un poco de azúcar para que vayan macerando.
  • Para hacer la masa tenéis que mezclar la harina, los dos azúcares, la canela y la mantequilla. Esto va a resultar más fácil si la mantequilla está a temperatura ambiente y mezcladlo todo con las manos hasta que queden como migas. Un truco para hacer este paso con niños es decirles que hagan "cosquillas" a la mantequilla con el resto de ingredientes
  • Ahora extiende las "migas" sobre las fresas en introduce el recipiente en el horno previamente calentado a 200 grados. Estará listo en 15 o 20 minutos.

La cantidad de este plato puede variar bastante según la fuente que tengáis para el horno. Yo la hice en una fuente más bien mediana. Podéis acompañarla de una bola de helado, un chorro de salsa de chocolate... Otra opción que podéis hacer es agregar a las migas almendras laminadas o la ralladura de medio limón para añadir un toque refrescante. No puedo dejar de recomendaros que hagáis este plato, mis amigos lo consideran la mejor de mis recetas de repostería y la verdad es que la fresa blandita con la masa crujiente y una bola de helado derritiéndose por encima es simplemente irresistible. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario