jueves, 20 de junio de 2013

Pudin de pan a la canela

¡¡Hola, cocinillas!!

Hoy os traemos un postre que es facilísimo de hacer. Y no os puedo describir lo bueno que está. ¡Hay que probarlo. El pudding, pudin o pudín es como un flan de huevo al que se le añade pan, o restos de bizcochos o bollería. Yo hoy he cocinado uno a base de pan duro, del que os puede sobrar todos los días y le he dado un toque de canela que hace que esté de rechupete. La receta está adpatada a partir de esta web, que os recomiendo sinceramente porque está genial y lo explican todo súper claro.


INGREDIENTES:

  • Un litro de leche.
  • La ralladura de un limón.
  • Media cucharadita (de las de café) de canela.
  • Media barra, o tres cuartos, de pan. (Podéis sustituirlo por bollería que tengáis por casa.)
  •  Cuatro huevos.
  • Ocho cucharadas soperas de azúcar.
  • Una cucharada de aroma de vainilla (o unas gotitas de esencia, no os compliquéis mucho, pues podéis hacer este postre sin vainilla si no tenéis, aunque a mí me gusta usarla).
  • Caramelo líquido* al gusto, unos 150-180 gramos.
*CARAMELO:  Si no compras el caramlo y lo quieres hacer casero: En un cazo o sartén a fuego medio añadimos unas 5 cucharadas de azúcar blanca, tres cucharadas de agua y unas gotitas de zumo de limón. Al principio no remováis porque se apelmaza; cuando empiecen a salir burbujistas mezcláis, sacáis del fuego y añadís otras gotitas de limón para que no cristalice y lo removéis. Debe quedar de un color miel- marrón.



ELABORACIÓN:

  • Ponemos a calentar la leche con la ralladura que rasparemos de un limón y con la media cucharadita de canela. No lo pongáis muy fuerte porque le leche podría pegarse. Basta con que infusione o dé el primer hervor. Lo apartamos. Cuando termine, podéis pasar la leche por un colador si no queréis encontraros con la ralladura, aunque yo la suelo dejar.
  • Añadimos el pan troceado. Lo empapamos bien de la leche y lo batís con una batidora de brazo un  poquito para no encontrarnos los trozoss de pan enormes. 
  • En otro recipiente batimos los huevos y los mezclamos con el azúcar y el aroma de vainilla.
  • Frotamos bien nuestro molde de caramelo líquido para que no se pegue la mezcla. Esto va un poco al gusto si os gusta mucho o poco el caramelo, que debe quedar alojado en el fondo sobre todo.  Yo en este caso lo he comprado ya hecho y habré utilizado unos 170 ml.
  • Mezclamos la mezcla de la leche y el pan con la de los huevos el azúcar, hasta que se integren. Cuando esté bien mezclado lo echamos en el molde o flanera.
  • Ponemos nuestro molde al baño maría, a fuego medio durante unos 50 minutos- 1 hora. Cuando termine lo dejamos enfriar tranquilamente otra hora antes de meterlo a la nevera.

¡¡¡Y tachán!!


¡Bueno provecho! :)



Recomendación: Acompañar de nata montada. Hummmm...

jueves, 6 de junio de 2013

Pollo al Tandoori

¡Hola Cocinillas!

 ¿Qué tal habéis estado estas semanas? a pesar de no haber publicado nada en este tiempo que sepáis que no nos hemos olvidado de vosotros. Y para resarciros hoy os traigo otra receta de mi papi que está buenísima. Al parecer, el pollo al tandoori es de origen indio y básicamente consiste en pollo marinado con un montón de especias. En cuanto a la mezcla de especias, cada uno la hace a su manera. Es muy sencillito y sobre todo muy sano.

INGREDIENTES:


  • 1 pollo
  • 2 yogures
  • 1 chorrito de aceite
  • sal
  • 1 cucharadita rasa de cominos molidos
  • 1 cucharadita colmada de jengibre
  • 1 cucharadita colmada de ajo en polvo
  • 2 cucharaditas colmadas de pimentón dulce
  • 1 cucharadita rasa de pimentón picante.
  • Pimienta
  • 2 cebollas
  • El zumo de 1 limón
  • 1 cucharada de caldo de carne

PREPARACIÓN:


  • Trocead el pollo, si lo tenéis entero partidlo.Sazonadlo a vuestro gusto y pasadlo por la sartén una mijaina, lo justo para marcarlo un poco. Reservadlo en una bandeja para horno.
  • Haced la mezcla de especias y el ajo y tostadlas en una sartén sin aceite. Removedlo continuamente. Incorporad la mezcla de especias a un recipiente en el que hayáis colocado previamente el yogur con un chorrito de aceite y una pizca de sal. Batidlo todo hasta que se quede una mezcla homogenea.
  • Cortad la cebolla como más os plazca y pochadla. Cuando le quede poco añadid el zumo de limón y el calde de carne, salteadlo y si queréis lo podéis añadir a la mezcla del yogur y las especias y pasadlo  todo por la batidora. También podéis cocinar la cebolla mientras el pollo está en el horno y agregadla al plato después a modo de guarnición.
  • Una vez terminada la salsa vertedla sobre el pollo y removed bien para que todo el pollo se quede impregnado de ella. Ahora podéis dejadlo así, con la salsa para que se marine el tiempo que queráis, de una hora a toda una noche o también podéis meter la bandeja con el pollo directamente en el horno previamente calentado a 220º de 25 a 35 minutos. Y ya está.
 Las cantidades son para unas 4 personas de buen comer. No he puesto ninguna cantidad en la pimienta porque es algo opcional, en la receta de mi padre era una cucharadita pero sale demasiado picante así que yo recomiendo pimentar levemente el pollo y no incorporarlo a la mezcla de especias. Para la guarnición yo he elegido arroz pero podéis acompañarlo de lo que queráis, patatas asadas con el pollo, una ensalada... Como siempre, id variando las cantidades de los ingredientes en función de vuestros gustos y la cebolla por supuesto también es opcional. A mí me quedó más amarillito de lo que suele quedar porque no lo mariné nada y porque le eché menos cantidades de especias de lo que se suele echar.

Pues ale, aquí tenéis una forma distinta de preparar pollo que además de sano está riquísimo. Por cierto, aún no hemos terminado con las recetas dulces aún tenemos un par de recetas guardaditas pero las iremos dosificando que luego me decís que lo único que queremos es cebaros, cosa totalmente cierta por otra parte. 


¡Buen provecho!