jueves, 12 de diciembre de 2013

Pastel de calabaza

¡Hola, cocinillas!
Hoy traemos una tarta o pastel muy apropiada para estas fechas. Ahora que podéis encontrar calabazas de temporadas podéis aprovechar para cocinar este rico pastel, que en inglés se llama pumkin pie o pumkin cake. Si no estáis habituados a este tipo de bizcochos os recomendamos que probéis hacerlo, ya que os va a sorprender, porque son riquísimos, muy jugosos y fáciles de elaborar.

INGREDIENTES:
  • 1 yogur de limón (usaremos su envase como medida).
  • 3 medidas de harina.
  • 1 medida y media de aceite.
  • 2 medidas de azúcar.
  • 3 huevos.
  • 250 grs de calabaza asada.
  • 1 sobre de levadura.
  • Opcional: 2 sobres de gasificante.
  • Ralladura de un limón.
PREPARACIÓN:
  •  Cocemos o asamos en el horno la calabaza, hasta que esté blandita. Si la cocéis, debéis escurrir el agua.
  • Añadimos todos los ingredientes y los trituramos con una batidora de brazo. Lo último que debemos añadir a nuestra mezcla es la levadura y los gasificantes opcionales, cuando estéis terminandod e batir.
  • Precalentamos el horno y metemos nuestra tarta durante una hora, aproximandamente, a 180º C. Podéis pinchar con una aguja hasta que salga limpia, entonces sabréis que está lista.
Y he aquí el resultado. ¡¡Tachán, tachán!!


¡¡Buen provecho!! Esperamos que os guste mucho. Comentad y haceos fan en Facebook.

domingo, 10 de noviembre de 2013

Churros

¡Hola, cocinillas!
Hoy os traigo una de las recetas españolas más famosas y universales. Seguramente sean tan conocidos porque están tan ricos como fáciles son de hacer. Con las cantidades que aquí manejamos os saldrán en torno a 20 churros.
 
INGREDIENTES:
  •  Un tazón de harina.
  • Un tazón de agua.
  • Una pizca de sal.
  • Una pizca de bicarbonato.
  • Aceite para freír. (Yo uso de oliva).

ELABORACIÓN:
  • Ponemos a hervir el agua en un cazo y echamos la sal.
  • Cuando empiece a hervir añadimos de golpe la harina, previamente mezclada con una pizca de bicarbonato, y empezamos a remover con una cuchara de madera hasta que tengamos una masa que se despegue de las paredes del cazo. Se retira del fuego.
  • Metemos la masa en una churrera, o en su defecto, en una manga pastelera con una boquilla de estrella ancha. Sin embargo esto último es poco recomendable, porque la masa es bastante densa.
  • El aceite ha de estar bien caliente. Vamos a freír los churros en abundante aceite. Vamos empujando la masa por la churrera y cortamos tan largos como queramos, o les damos forma de lazo o la forma que más os guste. Se fríen hasta que estén dorados.
Sugerencia: Una vez hechos podemos espolvorear azúcar sobre los churros. Se recomienda acompañarlos con una taza de chocolate calentito.

¡Buen provecho!


domingo, 20 de octubre de 2013

Arroz al curry con pollo y piña

¡¡¡Hola cocinillas!!!
Seguimos presentándoos recetas de deliciosos arroces. Este arroz con pollo y piña al curry que os traigo hoy me la enseñó mi amiga Rebeca, que me invitó a su casa a comerlo. Yo lo he reinterpretado un poquito a mi estilo. Es una especie de risotto, pues es cremoso, al curry.Es muy sencillo de hacer, se tarda muy poco tiempo y está tan rico que os lo recomiendo sinceramente. Además, apenas gastaréis dinero porque todos los ingredientes son muy baratos.


INGREDIENTES (2 personas):

  • Dos o tres puñados de arroz (algo menos de un vaso de agua de arroz como medida).
  • Dos o tres filetes de pollo.
  • Cuatro rodajas de piña en lata en su jugo (mejor que en almíbar, que es muy dulce).
  • Una cebolla.
  • Tres dientes de ajo.
  • Curri al gusto. (Sed generosos, que tenga sabor).
  • Brick pequeño de nata para cocinar (200 ml).
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal al gusto.

ELABORACIÓN:
  • Cocéis el arroz en agua con un chorrito de aceite de oliva y sal. Para enriquecer su cocción podéis añadir una pastilla de caldo concentrado o usar el jugo de la lata de piña. (Muy recomendable).
  • Picáis la cebolla y el ajo muy finito. Lo sofreís con un poco de aceite de oliva. Cuando haya pochado añadís el pollo previamente troceado en pequeños cachitos y lo cocináis bien. Añadís las rodajas de piña también troceadas y sazonáis con abundante curry. Removed bien y lo retiráis del fuego.
  • Mezcláis el arroz con el sofrito y añadís la nata. Debéis remover al fuego hasta que se espese y consuma. Podéis aprovechar ahora para sazonar con algo más de sal o curry, a vuestro gusto.

¡¡Y tachán, tachán!!




Probadlo. Está delicioso. ¡Buen provecho!

lunes, 30 de septiembre de 2013

Arroz con champiñones

¡¡Hola de nuevo, cocinillas!!

Después de mucho tiempo muy atareado con obligaciones académicas, aquí estoy de nuevo. 
Hoy os traigo un sencillo y delicioso arroz con champiñones. Se hace muy rápido, no necesitas caros ingredientes y está buenísimo. Además podéis hacerlo apto para veganos, sin que lleve ningún producto de origen animal. Ahí va la receta. Las cantidades son para entre tres o cuatro raciones:

INGREDIENTES:
  • Tres cebollas
  • 400 gr de champiñones.
  • Cuatro puñados de arroz (uno por persona, algo más si tu mano es pequeña).
  • Ajo en polvo.
  • Tres cucharadas generosas de tomate frito.
  • Caldo. Podéis usar un caldo vegetal, de verduras (si sois veganos), o de pollo (podéis hacerlo a partir de pastillas de concentrado). Litro y medio, aproximandamente.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal al gusto.

ELABORACIÓN: 
  • Cortamos la cebolla en "brunoise", es decir, en trocitos pequeños para sofreírla mejor y que no se note mucho en el resultado final. La sofreímos en aceite de oliva hasta que se dore.
  • Cortamos los champiñones en láminas finas y los sofreímos también.
  • Sofreimos también un poco el arroz y lo cubrimos con el caldo de pollo que previamente habremos llevado a ebullición.
  • Añadimos una pizca de ajo en polvo y el tomate frito, sal al gusto, removemos un poco y dejamos hacerse a fuego medio.
  • CONSEJO: Está mejor si, como en mi caso, le echáis tomate frito casero. ¿Cómo se fríe el tomate? Es muy fácil: peláis unos tomates, los trituráis con una batidora y los freís en aceite de oliva. Al freír añadís sal y un poquito de azúcar para que no quede ácido, pero con cuidado de que no quede dulce. Probad hacerlo. El arroz queda estupendo con él.
¡¡¡Y el resultado final...!!! ¡¡¡Tacháaaan!!!


¡¡Buen provecho!! Os encantará.


martes, 27 de agosto de 2013

Batido de melón

¡¡Hola, cocinillas!!

Hoy os traigo un riquísimo y fresquito batido de melón para estos calurosos días veraniegos. Además, es un homenaje al pueblo de mi madre, Los Guadalperales, Badajoz, donde se cultivan riquísimos melones "piel de sapo" y que dedican sus fiestas del verano a esta fruta. Las Fiestas del Melón se suelen celebrar la 3ª semana de agosto, fueron la semana pasada y este año, sintiéndolo mucho, no he podido asistir. Pero os las recomiendo que las descubráis, sobre todo os recomiendo la paella con melón de postre que se puede comer el sábado de fiestas. La hacen vecinos voluntarios y emigrantes, entre ellos mi padre. Antes de la crisis era gratuita, ahora cuesta ¡¡¡sólo 50 céntimos de euro!!! Se pagan comprando los tiques en el ayuntamiento.

Pues con estos riquísimos melones, aquí os traigo un batido que os va a chiflar. Y es super sencillo. Con estas cantidades os saldrán unos 3 vasos.

INGREDIENTES:
  • Un yogur natural azucarado o sin azucarar.
  • 300 gramos de melón (unas 3 tajadas). Yo utilizo melón de la variedad "piel de sapo", pero podéis usar otro cualquiera.
  • Un vaso de leche. (200 ml).
  • Azúcar al gusto, yo le hecho dos cucharadas.
  • Hielo.
ELABORACIÓN:

  • Picamos en trozos el melón.
  • Añadimos en un recipiente para triturar el yogur, el melón el azúcar y la leche. (Consejo: si el melón está muy dulce y no os gustan las cosas muy empalagosas no le añadáis azúcar o añadid menos. Y recomiendo que la leche esté, preferiblemente, bien fresquita.)
  • Batimos. Yo utilizo una batidora de brazo tipo minipimer. Recomiendo batir bien hasta que salga espuma por la parte de arriba. ¡Luego está riquísima!
  • Servimos en un vaso poniéndole bien de hielo para que esté muy fresquito. Si tenéis una buena batidora también podéis probar picar el hielo junto al resto de ingredientes del batido.
¡¡Y tachán, tachán!!


¡¡Buen provecho!!


sábado, 10 de agosto de 2013

Baklava

                                                                                    ¡Hola Cocinillas!


¿Qué tal os está yendo agosto? Espero que la malloría de vosotros esté de vacaciones disfrutando del tiempo libre y sobre todo de la comida en buena compañía. La receta que os traigo hoy es un dulce árabe hecho con pasta filo y frutos secos. La primera vez que lo probé caí rendida a sus pies, es buenísimo y muy saciante, e ideal para acompañarlo con un café o un buen té con leche y canela.







INGREDIENTES:
  • 100 gr nueces.
  • 100 gr almendras.
  • 100 gr cacahuetes sin sal.
  • 100 gr de chocolate puro.
  • 1 1/2 cucharada de azúcar.
  •  Algo menos de una cucharada de canela.
  • Pasta filo, unas 7 hojas.
  • Una nuez de mantequilla o margarina.
  • Un vaso de agua.
  • Un vaso de miel.
  • Las pieles de un limón y de una naranja.

PREPARACIÓN:

  • Picamos todos los frutos secos y el chocolate y los mezclamos con la canela y el azúcar.
  • En una fuente de horno, ponemos la primera hoja de pasta filo y la embadurnamos con la mantequilla derretida. Sobre esta hoja de pasta filo y esparcimos el relleno de frutos secos hasta cubrir toda la hoja. Volvemos a poner otra hoja de pasta filo, la volvemos a embadurnar con mantequilla y ponemos otra hoja encima para después agregar el relleno. Así sucesivamente hasta que se os acabe el relleno o la pasta filo. Eso sí, el dulce tiene que terminar con dos hojas de pasta filo por arriba. 
  • Si queréis podéis hacer unas marcas con un cuchillo para que luego os sea más sencillo cortar el dulce en trozos. Ahora lo metemos al horno previamente calentado a 190º durante media hora.
  • Para hacer el almíbar ponéis a calentar el agua, la miel y las pieles de naranja y limón durante unos 5 minutos. 
  • Una vez horneado el baklava cortadlo en trozos y verted el almíbar con cuidado de que empape todo el dulce por igual y lo dejáis reposar hasta el día siguiente.

Cómo veis no es nada complicado, solo un poco engorroso. Es muy importante que la pasta filo esté fría y húmeda porque si se seca se rompe. Para evitar esto podéis cubrirla con un paño húmedo. Como siempre, podéis variar los ingredientes en función de vuestros gustos, podéis utilizar pistachos, anacardos... El chocolate es un añadido mío, la receta original carece de él. Por cierto, a mí no me salió muy bonita porque cuando vertí el almíbar la capa de pasta filo de arriba se arrugó, pero mi padre dice que son como hojas en otoño así que ha rebautizado el dulce como tarta de otoño. También podéis acompañar este dulce de un helado o de un poco de crema, así se alivia un poco la sensación de densidad de este plato. En fin cocinillas, espero que os animéis y probéis un trocito de esta delicia árabe.



¡Buen provecho!

martes, 6 de agosto de 2013

Macarrones a la carbonara


¡Hola Cocinillas!

Ya lo sé, hace ya un tiempo que no publico en parte porque hasta ahora tampoco había cocinado nada digno de publicar pero ya tengo un par de recetitas que estoy segura de que os van a encantar. La receta base para esta carbonara es de Arguiñano, la saqué de una de esas fichas que te vienen con las revistas. La verdad es que es secillita y rica, así que disfrutad.






INGRENDIENTES: 
  • 200 gr pasta, del tipo que queráis, se suele hacer con espaguetis pero sirve cualquier pasta.
  • 100 gr bacon cortado a taquitos, podéis sustituirlo por panceta, jamón, chorizo...
  • 200 gr champiñones laminados o picados, como más os gusten.
  • 2 huevos.
  • 6 cucharadas de nata para cocinar.
  • Queso rallado.
  • Un poco de pimienta.

PREPARACIÓN:

  • Cocemos la pasta como nos indica en el paquete con sal pero sin aceite.
  • Mientras escurrimos la pasta una vez cocida, freímos el bacon, le añadimos el champiñón y cuando estén en su punto les añadimos los macarrones y lo sofreímos todo un minutito y retiramos del fuego.
  • Preparamos la salsa batiendo los huevos junto con la nata, un par de cucharadas de queso rallado y la pimienta, podéis probar a ponerle una pizquina de nuez moscada. 
  • Una vez que tenemos una mezcla homogénea lo vertemos en la olla o sartén en la que tengamos los macarrones y con el calor residual de la vitrocerámica o con el fuego muy suave vamos mezclando la salsa con el resto de ingredientes hasta que adquiera una textura muy cremosa sin llegar a cuajar.
  • Como toque final podéis añadir más queso y un poquito de orégano o dejarlo tal cual.
Como véis es una receta sencillita y muy agradecida. Algunas personas añaden un poco de mantequilla cuando están mezclando la salsa con la pasta, esto se hace para darle más cremosidad y potenciar un poco el sabor, yo me he dado cuenta demasiado tarde que no tenía nada de mantequilla ni de margarina. Si queréis podéis añadir media cebolla picada al sofrito, seguro que le da un saborcillo buenísimo. Otra cosa, esto es para dos raciones generosas, podéis reducir las cantidades un poco. Pues bueno chicos, esta ha sido mi aportación de hoy, dentro de poco volveré con una receta dulce que os va a encantar ^^




¡Buen provecho!

martes, 30 de julio de 2013

Sangría

¡¡¡Hola cocinillas!!!

Hoy os traigo una sangría de vino tinto que suelo hacer para mis amigos en ocasiones especiales, como la celebración de mi cumpleaños, y que les encanta. Hay tantas formas de hacer sangría, parece que en cada casa tienen su receta propia. La que yo os traigo es muy sencilla y muy económica. Porque con ingredientes baratos queda deliciosa, no hace falta gastar mucho dinero. Aquí os indico las proporciones aproximadas que podéis variar en base a vuestros gustos, ya que hay gente que le gusta más o menos dulce y con más o menos alcohol.


INGREDIENTES:

  • 1 litro de vino tinto.
  • 750 cl de gaseosa de limón. Vale cualquier marca de refresco del mercado.
  • 750 cl de gaseosa de naranja. Lo dicho, da igual la marca que compréis.
  • 12 cucharadas grandes de azúcar blanco.
  • 1 manzana.
  • 1 plátano maduro / (o una banana bien hecha).
  • 1 limón.
  • Hielo.

ELABORACIÓN:

  • Se trocea la fruta. La única que tenéis que pelar previamente es el plátano. Cortadla en pedazos ni muy pequeños ni muy grandes.
  • En un recipiente se ponen los trozos de fruta y unos cuantos hielos que vayan a enfriar la bebida. 
  • Se añade el litro de vino y, a continuación, tanto el refresco de naranja como el de limón.
  • Se incorpora las cucharadas de azúcar y se remueve para que se disuelva.


¡¡Y tachán!!

Una sangría bien rica y fresquita para estos calurosos días de verano. Podéis añadirle un chorrito de algún licor o zumo de frutas que fomente su sabor, pero nunca le echéis cocacola, porque estaríais haciendo calimocho. Hay gente que le añade canela, lo deja macerar y llama  a esta bebida zurracapote o zurra.

sábado, 20 de julio de 2013

Paninis caseros

¡Hola, cocinillas!
Hoy quiero compartir con vosotros una receta riquísima e ideal si no tenéis ganas de cocinar complicadísimas recetas. Son tan sencillos de hacer como deliciosos. Tengo que agradecer este receta a mis amigas Noelia y Leticia, que me descubrieron lo sencillo que es hacer paninis caseros y lo ricos que quedan. Los ingredientes que presento a continuación va al gusto, no voy a dar proporciones, pues todo depende de lo que os guste más, de cuántos queráis hacer, o de si queréis cambiar algo por otra cosa que os guste más. Pero espero serviros de inspiración. Es un plato ideal para estos días de calor veraniego. Yo otro día voy a cambiar toda la carne de esta receta por rico atún de lata, por ejemplo. ;)

INGREDIENTES (Cantidades al gusto):

  •  Pan en barra o baguette o el que más os guste.
  • Queso rallado mozzarella o similar.
  • Tomate frito u otra salsa de tomate que elijáis.
  • Bacon cortado en tiras o en taquitos pequeños.
  • Jamón cocido (jamón york).
  •  Salchichas de Frankfurt.
  • Champiñones (yo uso de lata, bien enteros o bien en láminas).
  • Cebolla.
  • Mezcla de quesos rallados (yo he utilizado una mezcla de cuatro quesos, pero si no lo encontráis, podéis usar solo el queso de la base o comprar otro queso rallado que le dé un sabor que os guste).

ELABORACIÓN:

  • Partimos la barra en dos mitades iguales y la abrimospor la mitad, dejando dos partes iguales que serán la base de nuestro panini.
  • Añadimos por la base tomate frito u otra salsa de tomate, que le dará jugosidad al panini.
  • Echamos una capa de queso rallado que sirva de base, generosamente, mozzarella o similar.
  • Cortamos nuestro bacon en trocitos pequeños, así como el jamón cocido y la cebolla, una vez pelada y lavada, y las salchichas también en rodajas pequeñas. Si usáis champiñones de lata no hace falta que los limpiéis y, si además de ser de lata, vienen laminados tampoco es necesario cortarlos. Si no, lo tenéis que hacer.
  • Añadimos todos nuestros ingredientes al gusto sobre los paninis y cubrimos todo con otra capa de queso rallado. Para esto yo elijo una mezla de cuatro quesos rallados, pero podéis echale el queso que más os guste.
  • Hacemos nuestros paninis en el horno durante 15 minutos a 180º C. Es importante que hayáis precalentado el horno antes de meter los paninis.

¡¡Y aquí están!! Es indescriptible lo buenos que estaban estos. 
Cocinadlos y quedaréis como reyes con muy poco esfuerzo.




¡¡Buen provecho!!

jueves, 11 de julio de 2013

Crumble de manzana

¡Hola, cocinillas!
Hoy os traigo una deliciosa tarta o pastel Crumble, que es una receta tradicional británica o anglosajona de rechupete. Yo la probé por primera vez durante mi estancia en Limerick, Irlanda, hace cuatro años, y desde entonces ha venido frecuentemente a mis pensamientos, hasta que me decidí a hacerla yo mismo.
Es muy fácil, se necesitan pocos ingredientes y es un postre riquísimo, para quitarse el sombrero.
Es un pastel que abajo lleva una capa de fruta prácticamente caramelizada y por arriba otra capa de migas dulces deliciosas. suele tomarse calentito, recién horneado, acompañado de helado de vainilla, nata, etc.
Es tradicional hacerla con manzanas y también con fresas. Aquí os dejo la receta del crumble de manzanas, aunque, si lo queréis hacer con fresas, es tan sencillo como cambiar la fruta en la misma proporción. La receta está inspirada fundamentalmente en una tradicional, traducida por mí de la página web de la BBC, aunque también leí y tuve en cuenta otra más castiza, de un libro de Alberto Chicote.

INGREDIENTES:
Para el crumble:


  • 300 gr de harina.
  • 175 gr de azúcar moreno.
  • 200 gr de mantequilla, preferiblemente sin sal.
  • Un poco de mantequilla para engrasar el molde. Usaremos un molde de 24 cm de diámetro.


Para la base o relleno de fruta:


  • 450 gr de manzanas peladas, cortadas en trocitos de 1 cm.
  • 50 gr de azúcar moreno.
  • 1 cucharada sopera de harina.
  • Una cucharada sopera de ron.
  • Una pizca de canela molida.


ELABORACIÓN:


  • Precalentamos el horno a 180º C. Mezclamos la harina y el azúcar en un bol. Cogemos pequeñas proporciones de mantequilla que vamos integrando en la mezcla para que queden pedacitos sueltos como si fueran migas de pan.
  • Ponemos la manzana en otro bol y la rociamos con el azúcar, la harina, la canela y la cucharadita de ron, mezclándolo todo bien. Tened cuidado de no romper la fruta al revolver.
  • Untamos con matequilla el molde de 24 cm. Alojamos en el fondo la mezcla de fruta. Luego añadimos la mezcla de crumble por arriba. 
  • Horneamos unos 40-45 minutos hasta que el crumble esté dorado y la mezcla de fruta burbujee.
  • Se sirve caliente, preferiblemente recién horneado, con nata montada, natillas, helado de vainilla, etc.




¡¡Buen provecho!!


jueves, 20 de junio de 2013

Pudin de pan a la canela

¡¡Hola, cocinillas!!

Hoy os traemos un postre que es facilísimo de hacer. Y no os puedo describir lo bueno que está. ¡Hay que probarlo. El pudding, pudin o pudín es como un flan de huevo al que se le añade pan, o restos de bizcochos o bollería. Yo hoy he cocinado uno a base de pan duro, del que os puede sobrar todos los días y le he dado un toque de canela que hace que esté de rechupete. La receta está adpatada a partir de esta web, que os recomiendo sinceramente porque está genial y lo explican todo súper claro.


INGREDIENTES:

  • Un litro de leche.
  • La ralladura de un limón.
  • Media cucharadita (de las de café) de canela.
  • Media barra, o tres cuartos, de pan. (Podéis sustituirlo por bollería que tengáis por casa.)
  •  Cuatro huevos.
  • Ocho cucharadas soperas de azúcar.
  • Una cucharada de aroma de vainilla (o unas gotitas de esencia, no os compliquéis mucho, pues podéis hacer este postre sin vainilla si no tenéis, aunque a mí me gusta usarla).
  • Caramelo líquido* al gusto, unos 150-180 gramos.
*CARAMELO:  Si no compras el caramlo y lo quieres hacer casero: En un cazo o sartén a fuego medio añadimos unas 5 cucharadas de azúcar blanca, tres cucharadas de agua y unas gotitas de zumo de limón. Al principio no remováis porque se apelmaza; cuando empiecen a salir burbujistas mezcláis, sacáis del fuego y añadís otras gotitas de limón para que no cristalice y lo removéis. Debe quedar de un color miel- marrón.



ELABORACIÓN:

  • Ponemos a calentar la leche con la ralladura que rasparemos de un limón y con la media cucharadita de canela. No lo pongáis muy fuerte porque le leche podría pegarse. Basta con que infusione o dé el primer hervor. Lo apartamos. Cuando termine, podéis pasar la leche por un colador si no queréis encontraros con la ralladura, aunque yo la suelo dejar.
  • Añadimos el pan troceado. Lo empapamos bien de la leche y lo batís con una batidora de brazo un  poquito para no encontrarnos los trozoss de pan enormes. 
  • En otro recipiente batimos los huevos y los mezclamos con el azúcar y el aroma de vainilla.
  • Frotamos bien nuestro molde de caramelo líquido para que no se pegue la mezcla. Esto va un poco al gusto si os gusta mucho o poco el caramelo, que debe quedar alojado en el fondo sobre todo.  Yo en este caso lo he comprado ya hecho y habré utilizado unos 170 ml.
  • Mezclamos la mezcla de la leche y el pan con la de los huevos el azúcar, hasta que se integren. Cuando esté bien mezclado lo echamos en el molde o flanera.
  • Ponemos nuestro molde al baño maría, a fuego medio durante unos 50 minutos- 1 hora. Cuando termine lo dejamos enfriar tranquilamente otra hora antes de meterlo a la nevera.

¡¡¡Y tachán!!


¡Bueno provecho! :)



Recomendación: Acompañar de nata montada. Hummmm...

jueves, 6 de junio de 2013

Pollo al Tandoori

¡Hola Cocinillas!

 ¿Qué tal habéis estado estas semanas? a pesar de no haber publicado nada en este tiempo que sepáis que no nos hemos olvidado de vosotros. Y para resarciros hoy os traigo otra receta de mi papi que está buenísima. Al parecer, el pollo al tandoori es de origen indio y básicamente consiste en pollo marinado con un montón de especias. En cuanto a la mezcla de especias, cada uno la hace a su manera. Es muy sencillito y sobre todo muy sano.

INGREDIENTES:


  • 1 pollo
  • 2 yogures
  • 1 chorrito de aceite
  • sal
  • 1 cucharadita rasa de cominos molidos
  • 1 cucharadita colmada de jengibre
  • 1 cucharadita colmada de ajo en polvo
  • 2 cucharaditas colmadas de pimentón dulce
  • 1 cucharadita rasa de pimentón picante.
  • Pimienta
  • 2 cebollas
  • El zumo de 1 limón
  • 1 cucharada de caldo de carne

PREPARACIÓN:


  • Trocead el pollo, si lo tenéis entero partidlo.Sazonadlo a vuestro gusto y pasadlo por la sartén una mijaina, lo justo para marcarlo un poco. Reservadlo en una bandeja para horno.
  • Haced la mezcla de especias y el ajo y tostadlas en una sartén sin aceite. Removedlo continuamente. Incorporad la mezcla de especias a un recipiente en el que hayáis colocado previamente el yogur con un chorrito de aceite y una pizca de sal. Batidlo todo hasta que se quede una mezcla homogenea.
  • Cortad la cebolla como más os plazca y pochadla. Cuando le quede poco añadid el zumo de limón y el calde de carne, salteadlo y si queréis lo podéis añadir a la mezcla del yogur y las especias y pasadlo  todo por la batidora. También podéis cocinar la cebolla mientras el pollo está en el horno y agregadla al plato después a modo de guarnición.
  • Una vez terminada la salsa vertedla sobre el pollo y removed bien para que todo el pollo se quede impregnado de ella. Ahora podéis dejadlo así, con la salsa para que se marine el tiempo que queráis, de una hora a toda una noche o también podéis meter la bandeja con el pollo directamente en el horno previamente calentado a 220º de 25 a 35 minutos. Y ya está.
 Las cantidades son para unas 4 personas de buen comer. No he puesto ninguna cantidad en la pimienta porque es algo opcional, en la receta de mi padre era una cucharadita pero sale demasiado picante así que yo recomiendo pimentar levemente el pollo y no incorporarlo a la mezcla de especias. Para la guarnición yo he elegido arroz pero podéis acompañarlo de lo que queráis, patatas asadas con el pollo, una ensalada... Como siempre, id variando las cantidades de los ingredientes en función de vuestros gustos y la cebolla por supuesto también es opcional. A mí me quedó más amarillito de lo que suele quedar porque no lo mariné nada y porque le eché menos cantidades de especias de lo que se suele echar.

Pues ale, aquí tenéis una forma distinta de preparar pollo que además de sano está riquísimo. Por cierto, aún no hemos terminado con las recetas dulces aún tenemos un par de recetas guardaditas pero las iremos dosificando que luego me decís que lo único que queremos es cebaros, cosa totalmente cierta por otra parte. 


¡Buen provecho!


miércoles, 15 de mayo de 2013

Trufas de chocolate

¡Hola Cocinillas!

  Lo sé, somos lo peor, llevamos una temporada en la que sólo publicamos cosas dulces y calóricas que no son lo más sano ni lo más recomendable pero siempre os podéis dar un caprichito o dárselo a alguién. Estas trufas las hice por el día de la madre y la verdad es que a mi madre le encantaron y al resto de mi familia también. Además, son muy sencillitas de hacer. He modificado un poco la receta de un libro que regalaron por mi cumpleaños Chocolate; Recetas irresistibles para los verdaderos amantes del chocolate de la editorial Love Food. Es el típico libro donde te vienen unas fotografías que te dan ganas de meterlas el bocado. 

INGREDIENTES:

  • 175 gr de chocolate
  • 2 cucharadas de ron
  • 50 gr de mantequilla
  • 60 gr almendras molidas
  • 4 cucharadas de azúcar glas
  • Chocolate en polvo, coco rallado, fideos de chocolate, frutos secos picados, etc

PREPARACIÓN:
  • Fundid el chocolatge con el ron y la mantequilla en una cazuelita o al baño María. 
  • Una vez fundido y bien mezclado incorporamos el azúcar glas y las almendras y lo removemos bien para que todo quede integrado.
  • Dejamos reposar en un lugar fresco hasta que tenga la textura necesaria como para formar bolitas. Yo lo dejé en la nevera durante toda una tarde. 
  • Con las manos coged trozos de masa e id haciendo bolas. Rebozadla en el cacao, los fideos de chocolate, el coco rallado, café, frutos secos picados... en lo que queráis.
  • Si queréis las podéis poner en papelitos de bombones o envolvedlas en papel celo de colores.
  • Os las podéis tomar tanto tibias como frías, eso ya depende de vuestro gusto.
Depende del tamaño del que hagáis las trufas os saldrán más o menos. A mi me salieron unas 25. Si no tenéis ron podéis sustituirlo por Amaretto, Cointreau, licor de naranja o cualquier licor que le vaya bien al chocolate. A no ser que tengáis un mortero que muele casi como para hacer harina es mejor que compréis las almendras ya molidas porque si las moléis vosotros no suelen tener la misma consistencia. Como ya os dije antes podéis rebozarlas en todo lo que os guste. Espero que las disfrutéis y tranquilos, que en breve publicaremos recetas más sanas, aunque aún nos queda algún que otro plato dulce por publicar. 


Y esto es lo que quedó después de que mi familia atacara a las trufas.


¡Buen provecho!

miércoles, 8 de mayo de 2013

Muffins de chocolate con nueces

¡Hola Cocinillas!

Después de las deliciosas tortitas que nos trajo Goyo seguimos con los dulces y hoy tocan unos muffins que están de muerte!! Hablando de muffins, mi madre siempre dice que ahora somos muy finos y que le ponemos nombres cursis a todo como "cupcakes" o "muffins" a las magdalenas de toda la  vida. Pero no os engañéis, no es lo mismo una magdalena, un cupcake y un muffin. Incluso si dejamos a un lado el tema cremas y rellenos las recetas de los tres varían en las proporciones de huevo, harina y azúcar. Sería como decir que una chapata y una baguette son lo mismo, es cierto que ambas son pan pero saben distinto y tienen una textura distinta. De todas formas, si más adelante tengo tiempo os haré una entrada explicando las diferencias con recetas incluidas.  La receta la saqué de una web de una conocida marca de alimentación. La cambié un poco a mi gusto y he pasado las cantidades de tazas a gramos. 

INGREDIENTES:

  • 100 gr. de chocolate
  • 75 gr. de mantequilla
  • 1 yogurt griego
  • 2 huevos
  • 200 gr de harina
  • 125 gr de azúcar moreno
  • 20 gr de levadura en polvo
  • Una pizca de sal
  • Pepitas de chocolate
  • Nueces

PREPARACIÓN:

  • Primero derretimos el chocolate y la mantequilla al baño María o en el microondas.  
  • Una vez derretido le incorporamos el yogurt, los huevos y el azúcar.
  • Aparte, mezclamos la harina, la sal y la levadura y lo vamos incorporando a la masa poco a poco.
  • A continuación cortamos el chocolate si no tenéis pepitas ya preparadas y picad las nueces. Un truco para tardar poco es meter las nueces (sin cáscara) en una bolsa y aporrear ésta con el rodillo de cocina. Añadid las nueces y el chocolate a la masa y revolved bien.
  • Rellenad las cápsulas de papel hasta un pelín más de la mitad y hornead los muffins durante 25 minutos a 180º. Huelga decir que el horno debe estar precalentado. 

Con estas cantidades os salen unos 14-15 muffins. Para que las nueces y las pepitas no se os vayan al fondo mezcladlo con un poco de harina y si la masa final os sale muy densa añadidle un chorrito de leche. Si derretís el chocolate en el microondas hacedlo siempre con la función descongelar, así no se os quema. Como siempre, podéis variar la receta a vuestro antojo, podéis poner otro tipo de fruto seco o utilizar ralladura de limón, añadir un chorrito de licor... lo que vosotros veáis que le quede bien a la receta. En fin chicos, espero que ya estéis calentando vuestros hornos y os preparéis para cocinar esta receta porque de verdad que no os arrepentiréis. 


¡Buen provecho!

domingo, 5 de mayo de 2013

Tortitas americanas o pancakes (como las del VIPS, caseras)

¡¡Hola, cocinillas!!

Hoy quiero compartir con vosotros una de las recetas de las que me siento más contento. Está entre mis recetas estrella que todos mis amigos siempre quieren que les cocine en cualquier ocasión. Hacía tiempo que quería conseguir hacer por mí mismo las famosas tortitas americanas, también llamadas pancakes, que podemos tomar en restaurantes como el VIPS o en las numerosas hamburgueserías de estilo "retro", de los Estados Unidos de los años 50 y 60, que están inundando nuestras ciudades, como Madrid y Barcelona. Es una receta tradicional norteamericana estupenda por lo fácil de su elaboración, sus sencillos ingredientes y lo riquísima que queda.

He de decir que la receta es particularmente sencilla, especialmente deliciosa y ¡¡quedan igual o mejor que las que podemos encontrar en los antedichos restaurantes!! PROMETIDO.

Manos a la obra: ^^

INGREDIENTES:
  • 200 gr. de harina. 
  • Una pizca de sal (½ cucharadita de las de café, no os paséis)
  •  Tres cucharaditas de levadura en polvo.
  • Dos cucharadas soperas de azúcar.
  • Una cucharada sopera de aceite de girasol (o de mantequilla, si se prefiere).
  • Dos huevos.
  • Un vaso de leche.
Para acompañar:
  • Nata montada.
  • Sirope de chocolate, de fresa, caramelo, mermelada...

ELABORACIÓN:
  • Se mezcla en un plato la harina (pasándola antes por un tamiz o un colador de tela
    metálica para que se airee) con la sal y la levadura.
  • En otro recipiente, se baten los 2 huevos. Se les añade las dos cucharadas de azúcar, el aceite y la leche. 
  • Se juntan la mezcla de harina, sal y levadura con la del líquido y se bate rápido y poco tiempo. No importa que queden grumos, ya que se disolverán solos al hacerse las tortitas. Se puede poner este líquido espeso en una jarra, para repartirlo fácilmente en la sartén, o bien podéis usar un bol y emplear un cazo para echar la mezcla a la sartén, como se os haga más fácil.
  • Engrasamos con unas gotas de aceite de girasol o un pelín de mantequilla nuestra sartén o la chapa o plancha que vayamos a utilizar. Tiene que estar bien caliente. Se vierte la mezcla según lo grande que las queráis hacer, yo suelo echar entre medio cazo y uno entero. Cuando empiecen a salir burbujas se da la vuelta a la tortita con una espátula. Deben quedar doradas.
  • Acompañamos nuestras tortitas con nata montada, sirope, caramelo, mermelada... o lo que más nos guste.

 ¡¡¡Y tachán, tachán...!!!


 
¡Buen provecho! Prometemos que quedaréis encantados.

domingo, 21 de abril de 2013

Puré de patata con queso Filadelfia (queso de untar)

Queridos cocinillas:
Hoy voy a compartir con vosotros la receta tradicional del puré de patata, tal y como me lo enseñaron en Irlanda, pero con un añadido innovador, de mi propia cosecha, muy sencillo y que le da un punto delicioso. Me refiero al queso de untar, estilo Filadelfia. Es un complemento perfecto para el puré de patata, pues le aporta cremosidad y un muy buen sabor.
¿Queréis saber cómo se hace? Vamos a aprender con las cantidades para aproximadamente una persona.

INGEDIENTES:
  • Patatas (Para la ración de una persona basta con 3 patatas pequeñas-medianas)
  • Mantequilla o margarina. (Yo hecho 2 cucharadas soperas, pero esto va un poco al gusto).
  • Leche (Basta con un vaso no muy grande, unos 175 ml.)
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Queso de untar, estilo Philadelphia, al gusto. Yo uso unas dos cucharadas soperas, también.

ELABORACIÓN:
  •  Pelamos las patatas y las troceamos en pedazos más o menos pequeños. Las echamos en una olla con agua hirviendo a fuego medio y un poco de sal.
  • Cuando estén blandas, tardan apenas 20 minutos, las sacamos del agua y las trituramos. Yo utilizo un pasapurés, pero si os dais maña podéis emplear otros utensilios como un tenedor, un cazo que las aplaste, o incluso una batidora.
  • En una olla puesta a fuego lento-medio, mezclamos las patatas trituradas con un chorro de leche y una nuez de mantequilla y otra de queso filadelfia (esto es justo lo que diferencia esta receta de la tradicional), al gusto, para darle cremosidad.
  • Salpimentamos... Decoramos al gusto con una bolita de queso de untar...
¡¡Y voilà!!!



¡¡Buen provecho!! Os quejaréis de sencillo, rico y creativo. La pimienta negra, además, es un antidepresivo natural, con múltiples beneficios para el cuerpo humano, así que os la recomiendo encarecidamente.

¡Y una última sorpresa! Si no os ha quedado clara la receta tradicional, aquí tenéis a Paul McCartney que os explica cómo hacer mashed potatoes, es decir, puré de patatas. Curioso y gracioso cuanto menos.



miércoles, 17 de abril de 2013

Profiteroles rellenos de crema y nata

¡Hola Cocinillas!

Vosotros diréis que con este buen tiempo y 
la operación bikini en su fase inicial qué hacemos nosotros poniendo una receta con bastante calorías y además de horno. Pues en realidad estos profiteroles los hice en semana santa pero no he tenido tiempo de publicar la receta hasta ahora. Pero vamos, que cualquier momento del año es bueno para hacerlos porque quedan buenísimos, sobre todo si los metéis en la nevera y os los coméis fresquitos. La receta es de un fascículo de kiosco, creo que la colección se llama Delicias al Horno o Dulces al Horno o algo por el estilo. He utilizado una receta distinta de crema pastelera que la que hice para los buñuelos. Ésta me gusta bastante más porque queda más uniforme, esta receta me la pasó una amiga.

INGREDIENTES:

Pasta Choux:
  •  150 gr de harina
  • Una pizca de sal
  • 4 huevos ligeramente batidos
  • 300 ml de agua fría 
  • 125 gr de mantequilla
Crema Pastelera:
  • 500 ml de leche
  • 100 gr de azúcar
  • 1 rama de canela
  • 1 piel de limón
  • 4 yemas de huevo
Nata Montada:
  • 500 ml nata de montar
  • 100 gr de azúcar glass

PREPARACIÓN:

Crema Pastelera:
  • La leche se pone la fuego con las yemas. la cáscara de limón, la canela y el azúcar. 
  • Cuando rompa a hervir incorporad la maizena diluida en un poco de leche y batid la mezcla hasta que se espese. Dejad enfriar la crema. 
Nata montada:
  • Para montar nata es importante que tanto el recipiente donde se vaya a montar como las varillas que se vayan a utilizar estén frías. Incorporad en un recipiente la nata y el azúcar y batidlo con unas barillas eléctricas hasta que espese. También podéis hacerlo con barillas manuales pero hace falta mucha fuerza y sobre todo resistencia.

 Pasta Choux:
  • Poner en una cazuela el agua y la mantequilla. Cuando esté hirviendo incorporad el harina y la sal, bajad el fuego y batid la mezcla hasta que la masa no se pegue a la cazuela. Dejadla enfriar durante unos 10 minutos.
  • Cuando no esté caliente id añadiendo los huevos uno a uno, batiendo e incorporando bien antes de añadir el siguiente. Os tiene que quedar una masa suave pero lo bastante fuerte como para que levante picos. Puede que no os hagan falta todos los huevos.
  • Dejad reposar la masa durante media hora envuelta en film transparente.
  • Con una manga pastelera id poniendo en una bandeja de horno con papel de horno montoncitos de la pasta, también podéis hacerlo con una cucharita. Meted la bandeja en el horno precalentado a 200 º durante 20 o 35 minutos, depende del tamaño de los profiteroles.
  • Una vez que los profiteroles estén fríos hacedles un agujerito en la base con una boquilla de manga pastelera y rellenadlos con la crema y la nata, evidentemente utilizando la manga pastelera. 

Es cierto que es un poco laborioso pero merece la pena. Os salen unos 2 profiteroles, depende de qué tamaño los hagáis, y os va a sobrar muchísima nata y crema así que yo os recomiendo que reduzcáis a la mitad las cantidades en las recetas de la crema y la nata o que hagáis el doble de profiteroles. Para la nata también podéis utilizar azúcar normal pero yo prefiero azúcar glass para que quede más suavita. Y ya está cocinillas, espero que esta receta os encante.


¡Buen provecho!

lunes, 8 de abril de 2013

Conejo asado a la pimienta

¡¡Hola Cocinillas!!

Hoy os traigo un asado muy rico, barato y, sobre todo, sencillo. Y quizás poco conocido, ya que el conejo se hace de muchas formas, pero no es habitual hacerlo al horno así, y os aseguro que repetiréis.

He de deciros también que es un plato muy ligero, ligth, ya que no lleva nada de grasa y el conejo es de las carnes con menos grasas. ¡Ideal para la operación bikini!

INGREDIENTES:

  • ½ conejo
  • 1 cebolla
  • Pimienta negra
  • Orégano
  • Sal
PREPARACIÓN:

  • Pues esto es muy sencillo: precalentáis el horno. En una bandeja o molde hacéis una cama con la cebolla cortada finita en rodajas.
  • Por otro lado, ponéis el conejo en la bandeja, si no os entra debéis partirlo. Y lo salpimentáis por ambos lados abundantemente, con más pimienta que sal, y orégano también. Echáis también las especias sobre la cebolla y un chorito de agua. 
  • Finalmente, lo ponéis sobre la cebolla, con cuidado de que no se abran los cortes, y lo introducís en el horno durante unos 30 o 45 minutos y le vais dando la vuelta para que se haga bien por todas partes.

¡¡Y listo!!



Lo podéis acompañar con lo que más os guste, desde puré de patatas hasta una ensalada.

¡Buen provecho!

lunes, 1 de abril de 2013

Solomillos de cerdo con salsa roquefort. O más bien salsa roquefort con solomillos


¡Hola Cocinillas!


¿Qué tal andáis? Nosotros aquí empezando abril con ganas y desintoxicándonos del hartón a torrijas de estas fechas. Hoy os traigo la receta de la salsa definitiva de roquefort que está buenísima para todo. Os vale para carnes, pescados, verduras, para untar en el pan, para picotear con patatas o colines o simplemente para comérosla a cucharadas. Los solomillitos también están bien, pero para qué mentirnos, lo realmente buenísimo de esta receta es la salsa, la que por cierto, es una receta de mi padre quién desde que se puso al frente de los fogones ha demostrado ser un genio en la cocina. 

  
INGREDIENTES:
  •  1 1/2 kg solomillitos de cerdo.
  • Sal gorda
  •  600 ml nata líquida para cocinar
  • 100 gr queso roquefort
  • 1 cucharadita de café de nuez moscada. Esta medida es un poco a ojo. 

PREPARACIÓN:
  • Hacemos primero la salsa. En una cazuelita o en una sartén vertemos la nata. Cuando la nata se halla calentado echamos el queso más o menos desmenuzado y la nuez moscada.
  • Vamos removiendo la salsa hasta que el queso se halla incorporado por completo a la nata y la nuez se haya disuelto. 
  • Salamos los solomillos por ambos lados y los pasamos por la plancha dejándolos un par de minutos por cada lado.
  • Por último emplatamos los solomillos en una fuente y vertemos sobre ellos la salsa de queso.
  Estas cantidades son para cuatro personas de buen comer. Como veis es fácil y rápido de preparar. Si queréis darle un poco más de sabor a la salsa podéis saltear unos champiñones, retirarlos de la sartén seguir todo el proceso de la elaboración de la salsa y volverlos a incorporar al final También podéis utilizar pimienta en lugar de nuez moscada y si queréis que el sabor sea más intenso echadle más roquefort.. A mí la verdad es que esta salsa me encanta tal y como está. ¡¡Hala, a disfrutar del roquefort!!



¡Buen provecho!

martes, 26 de marzo de 2013

Tarta tatin de fresas

  ¡Hola Cocinillas!

  En este mes he tenido que hacer varias tartas y aparte de cebar a mi familia y amigos he descubierto que la repostería francesa me encanta. De verdad, los franceses para los pasteles, tartas bizcochitos y demás cosas dulces son lo mejor de lo mejor. ¡Qué rico está todo! Y bueno, esta tarta tatin, es una delicia del cielo!! Normalmente se hace con manzanas, pero como estamos en época de fresas y tenía medio kilo que se iba a echar a perder me dije pourquoi pas? (¿Porqué no?) y la hice con fresas. 

INGREDIENTES:

  • 50 gr de mantequilla.
  • 100 gr de azúcar.
  • 500 gr de fresas.
  • Una lámina de masa de hojaldre.

PREPARACIÓN:

  • Derretimos la mantequilla en una cauelita o en una sartén.
  • Incorporamos el azúcar y lo removemos todo con una cuchara de madera o de plástico hasta que empiece a tener un color caramelo, marrón no demasiado claro ni demasiado oscuro y una textura un poco más elástica que líquida. 
  • Retiramos del fuego y vertemos el caramelo en el molde mientras lo vamos extendiendo. Daros prisa en extender el caramelo por todo el molde porque se solidifica muy rápido. Dejamos que se enfríe para no quemarnos. 
  • Lavamos, cortamos las fresas y las vamos colocando el molde con el caramelo. Si queréis que estén más dulces, antes de colocarlas en el molde podéis dejarlas en azúcar un rato.
  • Pasad un rodillo por el hojaldre para que se quede finito, cortadlo siguiendo el contorno del molde y pinchadlo con un tenedor varias veces. Esto se hace para que el hojaldre no se hinche y se quede más o menos planito. 
  • Colocad el hojaldre encima de las fresas y metedlo en el horno precalentado a 180º durante media hora.
  • Cuando lo saquéis dejadlo un par de minutos para que se enfríe un poco. Para desmoldarlo poned un plato sobre el molde y sujetando el molde, dadle la vuelta, veréis que se queda el hojaldre debajo y las fresas y el caramelo arriba. Tened mucho cuidado con este paso, sobre todo para no quemaros con el caramelo. 
  Pues ya está, parece bastante complicado pero en realidad es muy sencillita. Una cosa muy importante: TENED MUCHO CUIDADO CON EL CARAMELO. Cuando estéis haciendo el caramelo tened muchísimo cuidado de no quemaros porque una quemadura de caramelo es muy dolorosa y difícil de curar. Después de esta advertencia un par de sugerencias; podéis añadir sabor al caramelo con zumos pero tened cuidado con las cantidades porque pilla muchísimo sabor. Podéis utilizar la fruta que os de la gana, tened en cuenta que si le echáis fruta que sueltan agüilla al cocerse se os puede aguar el caramelo, pero os queda un almíbar de lo más rico.Se suele acompañar de nata espesa, crema o helado, pero la tarta por sí sola está buenísima. Espero que os guste tanto como a mí.


¡Buen provecho!

PD: Seguramente pensaréis que voy a publicar las  recetas de las tartas que he hecho este mes. Pues no, soy tan lista que se me fue la olla y no le hice fotos a ninguna más así que cuando las vuelva a hacer las publicaré,  y me amaréis y odiaréis a partes iguales, porque están buenísimas pero van directas a los michelines. Y para ambientar la cocina mientras cocináis esta tarta tatin, os dejo con Edith Piaf. 


sábado, 23 de marzo de 2013

Lasaña



Hola Cocinillas!!

Hoy os traigo la receta más socorrida para una comida en casa, ya sea familiar o con los amigos, o también inesperada jeje. Es también la receta que más me piden que haga cuando invito gente a comer a casa. Espero que os guste. Antes que nada apuntaros que los ingredientes que os pongo son para una lasaña de 4-6 personas, depende del buen comer que tengan. Si sobra se puede congelar perfectamente.

INGREDIENTES:

  • 4 pimientos verdes
  • 1 cebolla grande
  • 6 dientes de ajo
  • 2 zanahorias
  • 1 tomate
  • 1 berenjena (opcional)
  • ½ kilo de champiñones
  • 1 kilo de carne picada de pollo
  • 2 botes de tomate frito (si lo hacéis vosotros os va a quedar mejor)
  • 3 bolsas de queso rallado 4 quesos
  • 1 bote de bechamel (si lo hacéis vosotros os va a quedar mejor)
  • 1 paquete de laminas de pasta cocidas
  • Tomillo
  • Pimienta negra
  • Orégano
  • Perejil
  • Romero
  • Albahaca
  • Mantequilla

PREPARACIÓN:

Primer paso. Cogéis toda la verdura y lo cortáis todo finito y los champiñones los cortáis en láminas y luego hacéis trozos más pequeños. Por otro lado en una olla vais calentando el tomate, sea de bote o echo por vosotros. También ponéis las láminas de pasta a remojo como indica el fabricante.

En segundo lugar, cogéis una olla y echas un poco de aceite y ponéis a freír toda la verdura hasta que haya perdido bien el agua y este dorada. Volviendo con el tomate, echáis la cantidad de las especias indicadas que más os guste, yo personalmente, que me gusta muy especiado, echo mucha cantidad. Y dejamos que hierva. Ponerle una tapita que salpica mucho.

En tercer lugar, incorporamos la carne a la verdura y la freímos bien hasta que quede bien suelta la carne picada. Y freímos a parte los champiñones y una vez fritos también los incorporamos. Cuando este hecha la carne incorporamos el tomate y, aquí viene el truquillo, le echáis paquete y medio de 3 quesos rayado y dejamos que hierva todo junto un rato, removiéndolo bien para que se deshaga el queso.

Por otro lado, cogemos el molde y lo untamos de mantequilla y colocamos la primera capa de láminas. Y ya es muy simple. Añadís el relleno y encima otra capa de laminas y etc… así hasta que se os acabe el relleno y vais incorporando en alguna que otra capa sobre el relleno bechamel. La última capa que sea sólo de bechamel, la cubrís y encima echáis el otro paquete y medio de queso y finalmente al horno durante media hora, el tiempo suficiente para que veáis que hierve y se gratine bien el queso.

¡¡Y listo!!





Para que os hagáis una idea, la porción que falta es la comida de una persona, por lo que además se ser muy socorrido para las visitas, sale bastante cantidad para varias personas o para varios días, ya que se puede congelar perfectamente una vez hecha.

¡¡Esta buenísima, probadla!!


¡Buen provecho!