lunes, 29 de octubre de 2012

Empanadillas de morcilla y queso de cabra al horno.

¡Hola Cocinillas!


  Ya sí que sí que estamos en otoño y ¡por fin! No es que no me guste el buen tiempo pero ya había ganas de airecito fresco, de lluvias, de hojas marrones, rojas y naranjas cayendo por doquier. El plato que os presento hoy es un clásico de mi recetario, queda muy rico y es sencillísimo de hacer. De hecho a mi me encantan las empanadillas porque son muy facilitas y tienen un montón de posibilidades más allá de las típicas de atún. 



INGREDIENTES:


  • Obleas de empanadillas.Podéis hacer vosotros mismos la masa pero creo que no merece la pena.
  • 100 gr de morcilla. Yo lo he hecho con morcilla con arroz, pero podéis utilizar la que más os guste.
  • 150 gr de queso de cabra.
  • 1  huevo.
PREPARACIÓN

  • Le quitamos la piel a la morcilla, la desmenuzamos y la metemos en el microondas unos 3 minutos.
  • Mientas que la morcilla está en el microondas, cortad el queso de cabra.
  • Cuando hayamos sacado la morcilla, cogemos las rodajas de queso y las desmenuzamos sobre la morcilla para a continuación mezclarlo.
  • Extendemos las obleas sobre una bandeja de horno con papel para hornear. Sobre cada empanadilla ponemos una cucharadita y media de la mezcla de morcilla y queso, cerramos la empanadilla y presionamos los bordes con las puntas de un tenedor, ¡pero no las pinchéis! es de forma horizontal.
  • Batimos un huevo y con una brocha, pintamos las empanadillas.
  • Las introducimos en el horno previamente calentado a 250º y las horneamos durante unos 10-15 minutos, hasta que se doren. 

  Las cantidades dan para unas 8 empanadillas normales. Como siempre, vosotros tenéis que ajustar el porcentaje de los ingredientes para adaptarlo a vuestros gustos. También podéis añadir algún fruto seco como piñones o nueces e incluso alguna hierba que le vaya bien. Si preferís que queden más crujientes podéis freírlas en lugar de hornearlas, yo personalmente prefiero las empanadillas al horno porque no están aceitosas ni son tan pesadas, pero eso va en gustos. Con la sopa de cebolla que nos trajo el otro día Goyo y estas empanadillas ya tenemos un primer y segundo plato de lo más adecuados para estas fechas, calientes y reconstituyentes. 


¡Buen provecho!

jueves, 25 de octubre de 2012

Risotto de champiñones

¡Hola, holita, cocinillas!
Hoy traemos una receta que hace años aprendí del gran Karlos Arguiñano (a través de la TV) y que yo enriquecí con algunos ingredientes más.
Queda rica riquísima. Se ha convertido en mi especialidad a la hora de invitar a mis amigos a cenar a casa. Quedan encantados y muchos me piden la receta. ¡Pues aquí está! :)
Tomad lápiz y papel:


INGREDIENTES (4 personas):
  • 3 cebolletas (un manojo).
  • 1 diente de ajo.
  • 400 gr. de champiñones.
  • 4 tazas de arroz.
  • Nata para cocinar (o leche entera en su defecto).
  • Caldo de ave (2 litros), puede estar hecho a base de pastillas de caldo.
  • Aceite de oliva.
  • Ingrediente personal (prescindible): jamón de york picado.

ELABORACIÓN:
  • Picamos el ajo muy, muy finito para que luego no se note y lo doramos en aceite de oliva. Como se dora en seguida, a continuación añadimos las cebolletas picadas. Dejamos que se doren bien. Añadimos los champiñones y dejamos que se hagan unos 5- 10 minutos a fuego medio (van a soltar su agua y se van a cocer). 
  • Añadimos el arroz y lo sofreímos un poco (en un minuto). Vamos añadiendo un cazo o dos del caldo, que previamente tenemos listo en un cazo aparte, al arroz y vamos removiendo hasta que se consume. Vamos repitiendo la operación, sin dejar de remover hasta que el arroz está listo. Así logramos (explicación que dio Arguiñano en su programa) que se ropa la molécula del almidón y quede cremoso. Es importante que vayamos añadiendo el caldo poco a poco, conforme se va consumiendo y ser constantes en el remover.
  • Cuando está casi listo, añadimos un chorro de nata para cocinar, o leche entera en su defecto, y removemos.
  • Yo, en el caso de hoy, casi al final de la cocción he puesto jamón cocido (jamón york) en lonchas, picado, para enriquecerlo. Esto es opcional, normalmente no lo pongo.

Hmmmm. ¡¡Os puedo asegurar que está buenísimo!! Tan rico como sencillo de cocinar.
¡¡Que aproveche!!



P.d.: TRUCO: Un consejo muy bueno si no tenéis un diente de ajo para dorar es añadir un poco de ajo en polvo cuando estéis dorando la cebolla. Os quedará igual de rico. ;)

viernes, 19 de octubre de 2012

Sopa de cebolla y champiñones

¡¡Hola, cocinillas!!
Las temperaturas descienden, las lluvias vuelven y tenemos que tomar ricos platos de cuchara que nos revitalicen el cuerpo. Hoy traemos una receta basada en la tradicional sopa francesa de cebolla. De hecho me he basado en la receta, ya tradicional, de Simone Ortega, pero modificándola para que quede aún más rica si cabe. La novedad: lleva champiñones y, además, si no eres vegetariano, le viene miuy bien el acompañante del jamón serrano.



¡¡¡Es una receta rapidísima y muy fácil!!! Estas cantidades son para dos platos, para dos personas: Atentos:

INGREDIENTES (2 personas):

  • Dos cebollas pequeñas (o una enorme).
  • 250 gr. de champiñones.
  • Caldo de pollo (podéis hacerlo con una o dos pastillas de caldo), unos 75 centilitros (750 ml.).
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Dos cucharadas de harina rasas.
  • Queso rallado o un cualquier queso curado para rallar (parmesano, quesos manchegos, etc.).
  • Sal al gusto.
  • Jamón serrano (opcional).

ELABORACIÓN:

  • Picamos las cebollas en rodajas, o como más os guste, y las dejamos pochar en una sartén con aceite de oliva.
  • Una vez que la cebolla está bien pochada, añadimos los champiñones partidos en láminas muy finas (para hacerlos más digestivos) y los dejamos hacerse. Los champiñones sueltan tanta agua que van a cocerse, por lo que es importante haber dejado la cebolla bien dorada previamente.
  • En la olla donde vamos a elaborar la sopa, ponemos un chorrito de aceite de oliva y añadimos las dos cucharadas de harina, removiendo hasta que se tueste (en menos de un minuto, si el aceite está caliente lo tenéis).
  • Añadís la sartén que contiene las cebollas y champiñones y cubrís con caldo de pollo (o el caldo hecho a partir de pastillas de caldo).
  • Dejamos cocer todo entre 15 a 20 minutos, a fuego lento.
  • Retiramos del fuego y añadimos el queso rallado, que se fundirá con el calor, o bien podemos gratinar en un horno con gratinador. (Personalmente he rallado yo el queso, un queso manchego buenísimo que elaboran en una fábrica casi de forma casera en Madridejos).
  • Podemos acompañar esta sopa con unas lonchas de jamón serrano. Estos sabores combinan estupendamente.  



¡¡¡Buen provecho!!! Es una sopa exquisita.

lunes, 15 de octubre de 2012

Tarta de queso y chocolate al microondas en 5 minutos

¡Buenas cocinillas!

  Con esta receta vais a descubrir que la repostería no tiene porqué ser complicada ni tiene porqué requerir un montón de tiempo. De hecho esta receta es ideal para días de pereza extrema en los que no sales ni a comprar el pan o en las visitas inesperadas que te pillan con poco y nada en la nevera. Hace unas semanas en el blog Entrando en la cocina con Claire, Claire publicó una receta para hacer un brownie en 3 minutos y bueno, como me hizo gracia lo de hacerte un bizcocho en una taza, he adaptado mi receta de tarta de queso y le he añadido un poco de chocolate. 


INGREDIENTES:
  • 1 huevo.
  • 4 cucharadas de azúcar.
  • 125 gr de queso tipo Philadelphia. También vale queso de Burgos o requesón.
  • 1 cucharada de cacao en polvo.
  • 1 cucharadita de maizena.

PREPARACIÓN:
  • Batimos el huevo en una taza.
  • Añadimos todos los ingredientes y batimos hasta que quede más o menos homogéneo.
  • Cocinar en el microondas a máxima potencia durante 3 minutos.

   Para hacer esta receta es necesario que la taza no sea pequeña, así que las tazas de té quedan descartadas. También es conveniente que la taza no se estreche demasiado, para evitar que se haga más por un lado que por otro. Si mezcláis los ingredientes a mano es normal que el queso  no se integre del todo, para que sea completamente homogéneo hay que utilizar la batidora. Ahora tengo que ser sincera con vosotros, evidentemente el sabor y la textura de esta tarta express no llega a ser tan buenos como el de la tarta de horno, pero para un apuro no está nada mal y es mucho mejor comerla cuando aún está caliente.


Esta vez lo he presentado con leche condensada. Estaba rico, rico. Bueno gente espero que disfrutéis de esta tartita y que vayáis probando otras recetitas express. Por cierto, en las siguientes semanas voy a publicar una entrada muy especial, mientras tanto, cocinad y disfrutad de la buena comida.



¡Buen provecho!

martes, 9 de octubre de 2012

Judías blancas con chorizo (habichuelas, fijones, fréjoles, fabada...)

¡Hola, cocinillas!

Estamos en otoño y ya los días de sol cada vez son más débiles. Vamos con un plato de cuchara que está de rechupete y es mucho más sencillo de hacer de lo que parece: judías blancas con chorizo. Yo las he acompañado, además, con unas judías verdes para enriquecerlas con verdura, pero las podéis hacer sin ellas y os van a quedar igual de ricas.
¡Vamos allá!


INGREDIENTES:

  • Un bote de judías blancas (peso escurrido 400 gr.).
  • Una cebolla grande o dos pequeñas.
  • Un tomate.
  • Un pimiento verde.
  • Un diente de ajo.
  • Pimentón dulce.
  • Una pastilla de caldo (de carne o ave).
  • Uno o varios trozos de chorizo dulce.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal (opcional, la pastilla de caldo ya tiene sal).
  • Judías verdes de bote al gusto (opcional).

ELABORACIÓN:

  • En una olla echamos un chorro de aceite de oliva abundante y en él pochamos la cebolla y el ajo, previamente picados. El diente del ajo debe ir muy fino para que no se note una vez pochado, o bien en trozos lo suficientemente grandes para retirarlo si no os gusta. 
  • Picamos también el pimiento verde y lo incorporamos. Finalmente pelamos el tomate y lo incorporamos muy picado dejándolo sofreír también. 
  • Añadimoss una cucharita de tamaño café con pimentón dulce. Removemos todo. 
  • Incorporamos las judías blancas y rápidamente las cubrimos con agua (aproximadamente un litro) y echamos una pizca de sal, pero poca, ya que a continuación le añadimos la pastilla de caldo de caldo, que ya viene salada. 
  • Dejamos cocer y añadimos el chorizo, uno, dos, o lo trozos que nos vayamos a querer comer. 
  • Añadimos también, si nos gustan, un puñadito de judías verdes de bote (cantidad al gusto). 
  • Dejamos cociendo hasta que las judías blancas estén blanditas. Si vemos que han de cocer más, podemos ir añadiendo poco a poco agua. El tiempo de cocción aproximado no supera los 30 min. usando judías de bote.

¡Y voilà!


¡¡Buen provecho!! Prometemos que están cojonudas. Son muy sanas... pero la fibra produce los gases que produce, así que prever cuándo las vais a comer. ;) Además, este plato está muy rico de un día para otro.

Truquito: si os gusta que el caldo se espese podéis disolver una cucharada pequeña de harina de trigo (maizena) en algo más de medio vasito de agua fría y añadir a la olla mientras que cuece para que espese.

jueves, 4 de octubre de 2012

Bocata de pavo con hummus

¡Hola Cocinillas!

 ¿Qué tal habéis empezado octubre? espero que ya hayáis superado el síndrome postvacacional y estéis listos para el otoño que ha llegado con fuerza. Y ahora vamos con nuestra receta de hoy. Como bien habéis leído en el título se trata de un bocata y diréis qué cosa más cutre para un blog de cocina, pues os equivocáis porque este bocata no es el típico que te hacía tu madre para el recreo este es más sabroso, exótico y posiblemente, también es más saludable.
   Aunque mucha gente ya sabe lo que es el hummus os lo voy a explicar por si acaso alguno de vosotros aún no lo ha probado. El hummus es un plato típico de la cocina árabe, yo lo conocí en un restaurante egipcio y viene a ser un puré de garbanzos con algunas especias. Este plato suele servir de picoteo mojando en el hummus unos colines, palitos de pepino y zanahoria o pan de pita, también sirve de salsa para carnes y aún no lo he probado con el pescado pero seguro que le va bien. 

INGREDIENTES:

 Hummus:


  • 200gr de garbanzos cocidos con un poco de caldo de los garbanzos.
  • El zumo de medio limón.
  • 1 diente de ajo.
  • 2 cucharadas de semillas de sésamo tostadas o de tahína (pasta de sésamo).
  • 1 1/2 cucharada de aceite de oliva, a ser posible virgen extra.
  • Pimienta negra, comino y perejil al gusto.

Bocata:
 
  • Uno o dos filetes de pavo. En mi caso he tenido que conformarme con hamburguesa, no había otra cosa.
  • Lechuga cortada al gusto. 
  • Zanahoria rallada, pero sólo un pelín porque se desparrama por todos los lados. 
  • Pan de cualquier tipo, si sois celiacos os podéis hacer un sándwich con el pan sin gluten o un rollito con una tortita de harina de maíz. De hecho, en un principio quería hacer rollitos pero tampoco tengo tortitas. 
PREPARACIÓN:

Hummus:

  • Meter todos los ingredientes en un vaso de batidora y triturarlos. Podéis dejarlo más espeso o más liquido añadiéndole más o menos caldo o garbanzos. A ver, a mí me gusta todo bien triturado pero tampoco líquido del todo así que sólo le echo el caldo que se cuela en la cuchara al coger los garbanzos.
  • Para presentar como salsa de picoteo a menudo se vierte un poco de aceite de oliva sobre el hummus y espolvorear pimentón, en algunos sitios reservan unos garbanzos enteros para ponerlos sobre el hummus.
Bocata:

  • Cocinar a la plancha los filetes, si queréis añadirle un poco más de sabor, echad un chorrito de limón, pero vamos, con el hummus no creo que sea necesario.
  • Cortar la lechuga y la zanahoria al gusto y si queréis poner tomate o cualquier otra verdura ¡adelante!
  • Cortar el pan (sí, es obvio). 
  • Esparcir sobre el pan un par de cucharadas de hummus, poner el filete encima, una capa de ensalada y cerrad el bocata con el otro pan también untado de hummus. 

   Los ingredientes son para un sólo bocadillo, pero como bien sabéis, sois vosotros los que tenéis que innovar añadiendo ingredientes, quitando otros, variando la cantidad... Respecto a las semillas de sésamo, se pueden encontrar en herbolarios y en algunos centros comerciales. Eso sí, la cantidad de hummus es más que suficiente para unos cuatro bocatas de tamaño normalito, como un tercio de la barra de pan normal. Debajo de estas líneas os dejo una fotografía de como queda el hummus. Esta es una receta que me encanta porque es sana, rica, fácil y rápida de hacer. Espero que lo disfrutéis.


¡Buen provecho!

  PD: Hemos etiquetado las recetas con "sin azúcar", "sin gluten" y "vegetariano". Si queréis alguna receta que tenga alguna de estas características solo tenéis que poner esas palabras en el buscador que hay a la derecha. Y sí, etiqueto esta entrada como "vegetariano" por que el hummus es un plato perfecto para ellos, muy nutritivo y apto para veganos.