lunes, 17 de diciembre de 2012

Cake-pops o bizcoletas de manzana y castañas

¡Buenas Cocinillas!


   Como ya os dije hace unos días estaba cocinando en el horno algo que tenía pinta de estar rico no, riquísimo, pues no me ha decepcionado para nada, está buenísimo. Lo que estaba horneando era bizcocho de manzana y vosotros diréis ahora, ¿y dónde están las castañas? pues eso es lo mejor de hacer cake-pops, que puedes aprovechar el bizcocho que sobra por un lado, la crema que sobra por el otro, le añades un poco de chocolate y ya tenemos unas piruletas de lo más originales. Así que al final aproveché la crema de castañas que me sobró de la tarta. Os voy a poner solo los ingredientes del bizcocho ya que la receta de la crema de castañas aparece aquí. Para el bizcocho  me he basado en una receta del blog Mis Deseos más Dulces, un blog que ya recomendamos cuando hicimos las cookies y que de verdad que está muy bien porque tiene recetas de toda la vida explicadas muy claramente y no son nada complicadas. Por otra parte, para seros sincera, no son técnicamente bizcoletas ya que no tienen palito, pero eso es lo de menos.

INGREDIENTES:

  • 1 yogur natural azucarado, yo personalmente prefiero un yogur griego porque parece que le da más jugosidad al bizcocho.
  • 2 medidas (utilizáis el mismo envase del yogur anterior), de aceite, que puede ser tanto de oliva como de girasol.
  • 3 medidas de harina y un par de cucharadas de harina.
  • 2 medidas de azúcar.
  • 3 huevos.
  • 1 sobre de levadura (16 gr.) Yo esta vez he utilizado gasificante porque no tenía levadura y la verdad es que me ha ido bastante bien, sería un sobre de cada color.
  • 1 cucharadita de canela.
  • 2 manzanas verdes.
  • Crema de castañas
  • Chocolate para fundir.

PREPARACIÓN:

  • Modo rápido: Metemos todos los ingredientes en un bol o en una jarra y utilizamos la batidora. En este caso os recomiendo que primero lo batáis todo sin la manzana y al final se la añadís poco a poco y vais batiendo entre medias. Esto es para que no se os derrame toda la mezcla.
  • Modo "tradicional": Batimos los huevos con el azúcar hasta que la mezcla blanquee. 
  • Añadimos el aceite y el yogur y seguimos batiendo.
  • Le echamos la harina, la levadura y la canela y lo batimos todo bien hasta lograr una mezcla homogénea. 
  • Pelamos y rallamos las manzanas. Incorporamos la ralladura al bizcocho con una espátula o una cuchara grande. 
  • Vertemos la mezcla en un molde ya engrasado o con papel de cocina y lo horneamos durante 45 minutos a 200º El horno tiene que estar precalentado.  

  • Una vez que tenemos el bizcocho hecho y frío lo desmigamos. 
  • A continuación vamos echando la crema hasta que quede una mezcla apta para poder trabajar con ella, es decir, ni muy seca ni muy líquida.
  • Vamos haciendo bolitas con la mezcla y las metemos en la nevera durante un par de horas.
  • Pasado ese tiempo derretimos chocolate de cobertura al baño María o en el microondas.
  • Mojamos un palo en el chocolate derretido y lo metemos en la bolita. Mojamos la bolita en el chocolate para que quede totalmente cubierto y si queréis le echáis por encima fideos de chocolate, almendra molida, coco... Lo que más os apetezca.

  Con estas cantidades sale un montón de bizcocho, de verdad que es demasiado para hacer unos cakepops . Me ha dado para más de 50 así que yo os recomiendo que dividáis las cantidades. Como en casa no tenía ni una mísera onza de chocolate sólido cubrí las bolitas con chocolate a la taza por lo que el efecto no es tan bonito y quedan bastante pringosas pero buenísimas. Podéis aprovechar esta receta para estos días tan festivos y glotones que se acercan. Espero que nos sigamos viendo todos después de este viernes y que si se acaba el mundo por lo menos tengamos la barriga llena.


¡Buen provecho!

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Ternera con judías verdes y huevo

¡Hola Cocinillas!

   Os creíais que con el otoño, el invierno que se acerca y el frío solo íbamos a mostraros recetas de cuchara y de repostería eh, pues no, ahora toca comer algo sano con muchas proteínas, ideal si estáis haciendo dieta y además muy rápido. Esta receta también sirve para que gente que normalmente solo ve las judías verdes en las recetas de las revistas se animen a probarlas ya que le dan un saborcillo más bueno y el huevo deja una textura que en combinación con las judías es buenísima. 

INGREDIENTES:


  • 1 filete de ternera.
  • Judías verdes al gusto. Podéis hacerlas tanto frescas como las de bote.
  • 1 huevo.
  • 1 diente de ajo picado o ajo en polvo
  • Una pizca de sal

PREPARACIÓN:

  • Cortamos el filete en tiras o trozos y los echamos a la sartén.
  • Añadimos el ajo y rehogamos hasta que la ternera haya cogido color.
  • Echamos las judías con cuidado de no incorporar líquido si son de bote, de hecho es mejor que las escurráis un poco.
  • Una vez que hayamos rehogado también las judías podéis hacer dos cosas, o incorporar un huevo batido o estrellarlo directamente. En cualquier caso, debéis de removerlo para que no cuaje en modo tortilla y ya está.
   Las cantidades es para una sola ración. He preferido no poner ninguna cantidad de judías verdes para que luego no me digáis que eso eran más bien judías con ternera. Si sois vegetarianos cambiad la ternera por patatas y añadid algún fruto seco como nueces o anacardos. Habéis visto que sencillito, en menos de 20 minutos ya tenéis hecha una fantástica cena o comida. Por cierto, ahora mismo tengo en el horno una cosita que huele de maravilla y que promete estar riquísima, pero tendréis que esperar unos días para saber qué es. 


¡Buen provecho!



lunes, 10 de diciembre de 2012

Tarta de castañas

¡Hola cocinillas!

El invierno está llegando y ya lo notamos en la cara, en el vaho cuando salimos a la calle por la mañana y en la calefacción. Bien, pues antes de que termine este otoño os propongo utilizar un ingrediente muy típico de otoño, las castañas. La verdad es que yo solo las había probado asadas pero en crema no están nada mal. Esta receta la he sacado de un libro titulado "Repostería casera" de la colección El Rincón del Groumet de la editorial Tikal. Ya he hecho un par de recetas de este libro y la verdad es que están bastante bien, el único fallo que le encuentro es que omiten detalles y trucos que facilitan mucho la cocina. En este caso me he visto obligada a añadir azúcar al bizcocho ya que en la receta original no había ni una gota y la verdad es que un bizcocho sin azúcar es insípido con ganas.

INGREDIENTES

Crema de castañas


  • 600gr de castañas.
  • 1/4 l de leche.
  • 100 gr de azúcar.
  • 40 gr de mantequilla.
  • 1 vaina de vainilla (yo utilicé esencia de vainilla).
  • 1/4 l de agua.
Bizcocho

  • 180 gr de harina.
  • 150 gr de azúcar.
  • 180 gr de margarina.
  • 1 cucharada de cacao en polvo. 
  • 3 huevos grandes.
  • 2 cucharaditas de levadura.
  • la ralladura de 1 limón.


PREPARACIÓN: 
  • Primero haremos el bizcocho. Batir la margarina con la harina, los huevos, la levadura, el limón y el azúcar. 
  • Verter en un molde ya engrasado bien con mantequilla y harina o con aceite y harina y ponerlo en el horno precalentado a unos 180 º durante 30 minutos. 
  • Para la crema primero pondremos a cocer las castañas. Acordaos de hacerlas un corte como si fuerais a asarlas antes de ponerlas a cocer, os ahorrará mucho trabajo después. Las cocéis a fuego lento. Cuando estén cocidas las escurrís y peláis.
  • A continuación meter las castañas en una cacerola con el agua, la leche, la vainillas y el azúcar y dejar cocer durante unos 10 minutos.
  • Pasar la mezcla por un pasapurés o utilizar la batidora para triturar las castañas y conseguir una crema.
  • Para espesar, retiramos la cacerola del fuego y agregamos la mantequilla, removiendo hasta que se incorpore por completo. 
  • Cuando la crema y el bizcocho estén fríos, abrimos el bizcocho en capas y rellenamos con la crema. 


  En la imagen de la derecha podéis ver como he cortado el bizcocho. Es una especie de arco con un hilo de alambre así que solo se tiene que tensar el hilo en el arco y deslizar éste a lo largo de la tarta. En la segunda foto os muestro como la he rellenado, es tan sencillo como ir poniendo cucharadas e ir extendiéndolas. 

 Estas cantidades son para más o menos 6 personas. Utilizad un molde pequeño, de menos de 15 cm de diámetro porque la verdad es que sale una tarta pequeñita. Seguramente os va a sobrar crema de castañas, que por suerte aguanta bastante en la nevera por lo que podéis utilizarla para otras recetas. Para mejorar la presentación, podéis cubrir la tarta con chocolate fundido. En fin chicos, espero que os guste esta tartita y que aprovechéis lo poco que queda de otoño.



¡Buen provecho!

domingo, 25 de noviembre de 2012

Sepia con patatas y gambas

¡Buenas Cocinillas!

 Me he dado cuenta que apenas publicamos recetas de pescado así que he decidido poner remedio a ello y os traigo otra receta de mi padre. La verdad es que para otoño e invierno los platos de cuchara vienen de maravilla y éste además de ser contundente es un plato la mar de completo con hortalizas y pescado, perfecto para afrontar un día movidito. 

  Os lo tengo que confesar, en realidad no es sepia, es potón, pero es una receta totalmente válida para la sepia y además con los tiempos que corren el potón nos viene mucho mejor para nuestros bolsillos. 

INGREDIENTES:

  • 5 dientes de ajo.
  • 1 tomate.
  • 1 cebolla.
  • 1 pimiento verde.
  • 1 pimiento choricero o una ñora.
  • 1 cucharada pimentón caliente.
  • 9 u 8 patatas medianas.
  •  1/4 kg de gamba pelada.
  • 1/2 kg de potón o de sepia.
  • Sal.
  • Pimienta blanca.
  • 2 hojas de laurel.
  • Agua.
  • 1 pastilla de caldo de pescado (opcional).

PREPARACIÓN:

  • Primero, una buen rato antes de ponernos a cocinar ponemos el pimiento choricero en remojo en agua caliente o también podemos dejarlo en agua a temperatura normal la noche antes. Cuando nos vayamos a poner a hacer el sofrito cortamos el pimiento y lo lavamos bien para eliminar las semillas. También lavamos y cortamos el tomate, el pimiento, la cebolla y el ajo y lo sofreímos todo unos minutos.
  • Justo antes de apartar el sofrito del fuego echamos el pimentón picante, damos un par de vueltas y apartamos del fuego. Esto es muy importante porque si el pimentón se quema amarga mucho la comida. A continuación trituramos el sofrito con la batidora hasta que quede líquido con algún grumo.
  • En una olla ponemos a calentar un chorro de aceite y vamos lavando y cortando el potón mientras el aceite se calienta. Una vez que esté caliente, echamos los trozos de potón y lo dejamos dorar. 
  • A continuación echamos el sofrito, le damos un par de vuelta, le echamos las gambas le damos dos vueltas y le echamos las patatas ya peladas y cortadas, también lo mezclamos un poco y le echamos agua hasta cubrirlo todo. Salpimentamos al gusto, le echamos una pastilla de caldo de pescado desmenuzada, aunque con lo que lleva ya coge bastante sabor e incorporamos 2 hojitas de laurel.
  • Lo dejamos con el fuego máximo, cuando rompa a hervir lo ponemos a fuego lento durante una hora. Si no tenéis tanto tiempo podéis subir el fuego y retiráis la olla cuando las patatas estén tiernas.

  Las cantidades son para 4 personas, como siempre son orientativas, tenéis que modificarlas al gusto. Si os sobra caldo siempre podéis aprovecharlo cociendo arroz o pasta y tendréis una sopa de lo más rica y contundente. Esta receta es algo más laboriosa que las que acostumbramos a hacer, pero es un plato que entra tan bien y saben tan rico que seguro que lo incorporáis a vuestras recetas de diario. 


¡Buen provecho!


El desayuno de los campeones, revuelto de morcilla

¡Hola Cocinillas!

Como veis estamos recuperando el tiempo que hemos estado sin publicar. Y seguro que estáis pensando ¿quién se metería entre pecho y espalda por la mañana temprano un revuelto de morcilla? Pues yo, es que me encanta desayunar fuerte y tenía un hambre tan grande y voraz que cuando vi la morcilla de Salamanca que nos trajo mi hermana pensé "porqué no". Como podéis apreciar es un desayuno de lo más completo con un montón de proteínas y es perfecto para empezar el día con mucha energía.

INGREDIENTES:
  • Morcilla.
  • 1 o 2 huevos.
  • 2 Tostadas.
  • 2 rodajas de tomate.

PREPARACIÓN:
  • Partid un par de rodajas de morcilla, les quitáis la piel y las desmenuzáis.
  • Batid los huevos. Yo creo que con dos huevos pequeños o uno grande es más que suficiente por persona.
  • Pasad la morcilla a la sartén y la sofreís un poco. Aquí podéis echar piñones, semillas de sésamo...
  • Echad los huevos batidos y no paréis de revolver el contenido de la sartén para que no cuaje como una tortilla.
  • Una vez que habéis terminado el revuelto cortad un par de rodajas de tomate y las pasáis a la plancha  en la misma sartén. A mi personalmente me encanta el tomate a la plancha.
  • El pan podéis tostarlo en la sartén con lo que pillará más el sabor de la comida o idlo tostando en la tostadora mientras váis haciendo el desayuno.

  En menos de 10 minutos tenemos un desayuno contundente que te mantiene con energía y sin nada de hambre hasta la hora de comer. He preferido no poner ninguna cantidad con la morcilla porque depende de cómo sea ésta y de como os gusten los revueltos a vosotros pero si que os aconsejo que vayáis cortando las rodajas y desmenuzándolas una por una para tener un control más claro de la cantidad de morcilla que utilizáis. Evidentemente también podéis degustar este plato en otras situaciones que no sean un desayuno, como aperitivo creo que es perfecto y como relleno de empanadilla también tiene que estar rico. En fin chicos, ya sabéis, a experimentar. 




¡Buen provecho!

PD: Hemos añadido un recetario para que os sea más sencillo buscar alguna receta concreta. Podéis acceder a él mediante la pestaña con su nombre que está debajo de la cabecera del blog.

martes, 20 de noviembre de 2012

Casi lasaña de lomo de cerdo.

¡Hola Cocinillas!

  Hace más de una semana que no hemos publicado nada y la verdad es que no hay excusa para ello, así que para compensar os traigo una receta riquísima. A este tipo de receta les llamo casi-lasañas, porque se componen de capas de distintos ingredientes pero no tienen ni pizca de pasta. Hace tiempo hice una receta de Arguiñano, que más adelante publicaré con mis variaciones, que fue la primera de esta categoría. Esta vez fue mi padre quién me recomendó esta receta con filetes de lomo y como sé que él es muy de mirar alguna recetilla en internet para luego cambiarla a su manera (como hacemos todos) os dejo la dirección que creo que utilizó. 

INGREDIENTES: 


  • 6 filetes de lomo.
  • 4 lonchas de jamón.
  • 2 de queso.
  • 2 rodaja de patata.
  • Queso rallado.
PREPARACIÓN:

  • En una fuente para horno ponemos dos filetes. Sobre ellos colocamos una loncha de jamón, encima de ella otro filete, ahora toca poner el queso también sobre el filete, la rodaja de patata, la última loncha de jamón y para coronar otro filete.
  • Salpimentamos y vertemos un chorrito de aceite de oliva virgen.
  • Horneamos unos 20 minutos a 175 º, pasado ese tiempo echamos el queso rallado sobre los filetes y gratinamos un ratito más.

Las cantidades son para dos emparedados. Como guarnición podéis cortar una patata en rodajas y dejar que se hagan en el horno a la vez que se cocina el plato. Podéis sustituir la rodaja de patata por calabacín o berenjena, aunque entonces es recomendable que los hayáis pasado por la plancha, para que estén más blanditos. En cuanto al queso, os recomiendo que no utilicéis el típico queso fundido en lonchas, no quedará bien. Cómo veis está chupado hacer la receta y os chuparéis los dedos de lo rica que está. 


En breve os dejaré una recetita chula chula, de las que además de buenísima tienen muy buena presencia. Pues nada chicos a disfrutar de la comida. 

¡Buen provecho!

martes, 6 de noviembre de 2012

Tarta de queso facilísima sin gluten

¡Buenas, Cocinillas!

A mí me encanta el queso, de todos los tipos, olores, colores y sabores. Todos los quesos que pruebo me gustan por eso siempre intento incorporar algo de queso a mis  recetas y cuando el ingrediente principal es el queso simplemente disfruto muchísimo con cada bocado. Para haceros a vosotros un poco adictos al queso, he decidido enseñaros una de mis recetas favoritas de tarta de queso. En casa la suelo hacer a menudo para cualquier evento o simplemente porque sí. La receta proviene de algún libro de cocina de mi madre pero para seros sincera, hace bastante tiempo que la memoricé y no recuerdo de dónde era.

INGREDIENTES:


  • 1\2 kg queso fresco o requesón.
  • Unas 11 cucharadas de azúcar.
  • 1 cucharada de maizena.
  • 3 huevos.

PREPARACIÓN:

  • Ponemos todos los ingredientes en un recipiente y utilizamos la batidora para mezclarlos hasta conseguir una masa líquida homogénea.
  • Utilizar papel vegetal para el molde o untarlo con mantequilla y espolvorear harina para que después la tarta no se pegue.
  • Verter la masa en el molde y meter en el horno previamente calentado a unos 230º durante 30ª\35 minutos. 

  Las cantidades son para una tarta de unas 5 raciones más o menos. Si queréis darle un regusto a vainilla podéis sustituir un par de cucharadas de azúcar normal por azúcar vainillada. Es normal que la masa suba mucho en el horno y después se desinfle. Si queréis podéis poner una base de galletas triturada y mantequilla pero yo creo que la tarta solita está lo bastante buena y tiene suficientes calorías como para añadirle más. Lo mismo os digo con la tradicional mermelada de fresa o arándanos, le queda bastante bien pero si la ponéis la tarta estará igual de rica. Como habéis visto, es una receta facilísima y riquísima. Más adelante iremos publicando más recetas de tartas de queso y vosotros podréis elegir cuál es la mejor a vuestro gusto.



¡Buen provecho!



jueves, 1 de noviembre de 2012

Buñuelos de viento rellenos de crema pastelera

Hola cocinillas,

  Espero que todos estéis disfrutando de este día de fiesta y que no tengáis mucha resaca post-Halloween. Como habéis podido apreciar por el título, hoy me he metido en la cocina y he decidido hacer un clásico del día de todos los santos, buñuelos de viento, eso sí, rellenos con crema pastelera. La verdad es que es la primera vez que hago tanto buñuelos como crema pastelera, así que no me han quedado muy bonitos, pero están riquísimos. Para ambas recetas me he basado en el libro 1080 recetas de cocina de Simone Ortega. Es un libro muy apañado donde vienen recetas de todo tipo muy bien explicadas.

Crema pastelera

INGREDIENTES:


  • 1/2 l de leche.
  • 3 cucharadas soperas de leche fría.
  • 3 yemas de huevo.
  • 5 cucharadas soperas de azúcar.
  • 2 cucharadas soperas de maizena.
  • 1 cucharada sopera rasada de harina.
  • 1 corteza de limón que podéis sustituir por vainilla o canela.

PREPARACIÓN:

  • Poner a cocer la leche con 3 cucharadas de azúcar y la corteza de limón.
  • Se mezca aparte las yemas, el resto del azúcar, lamaizena, la harina y la leche fría. En este paso os recomiendo que utilicéis las varillas para que no salgan grumos.
  • Cuando la leche empiece a cocer cogemos un poco y lo vertemos despacio en la mezcla con cuidado de que no se cuaje y forme grmos, lo mezclamos y añadimos la mezcla al cazo de la leche.
  • Lo dejamos cocer a fuego lento removiéndolo unos 5 minutos o hasta que espese un poco. 
  • Dejamos enfriar la crema en otro recipiente y antes de utilizarla le quitamos la corteza de limón o la rama de canela. 

Buñuelos de viento

INGREDIENTES:

  • 4 huevos.
  • 125 gr de harina.
  • 25 gr de mantequilla.
  • 2 cucharadas soperas de azúcar.
  • La piel rallada de un limón.
  • 1 1/4 vasos de agua. Puedes sustituirla por leche.

PREPARACIÓN:

  • Ponemos el agua, la mantequilla, el azúcar y la ralladura de limón a cocer. 
  • Cuando hierve echamos la harina de golpe y sin apartar del fuego, se va batiendo hasta conseguir una masa que se despega de las paredes del cazo.
  • Se retira del fuego y se espera a que esté templada. En ese momento, vamos añadiendo los huevos uno a uno, incorporándolos bien antes de añadir el siguiente.. 
  • Se deja reposar la masa. Según la receta de Simone Ortega hay que dejarla 2 horas, yo la dejé unos 3/4 de hora.
  • En una sartén más bien honda, ponemos aceite a calentar pero no al máximo. Cuando el aceite esté un poco caliente, iros ayudando de cucharitas para meter trozos de masa y los freís hasta que se doren.
  • Cuando saquéis los buñuelos de la sartén, idlos poniendo sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite y una vez que estén fríos los rebozáis en azúcar y canela.
  • Para rellenar, simplemente abrid los buñuelos con un cuchillo y rellenáis con la manga pastelera.

  Con estas recetas os salen más o menos para 25 buñuelos medianos y os va a sobrar un poco de crema pastelera. Si no tenéis tiempo para hacer la crema, podéis hacer natillas de sobre procurando que os queden más espesas. Respecto a los buñuelos, si los huevos son grandes poned solo 3, yo usé 4 y la verdad es que me quedó bastante líquido y era prácticamente imposible darles una forma redondeada. En fin cocinillas, solo me queda deciros una cosa, ¡Feliz santo a todos!




¡Buen provecho!

PD: ¡Ya tenemos página en Facebook! Estamos muy contentos porque ha tenido una acogida muy buena, así que ya sabéis, si queréis estar al tanto de todo lo que cocinamos, ¡síguenos en Facebook!

lunes, 29 de octubre de 2012

Empanadillas de morcilla y queso de cabra al horno.

¡Hola Cocinillas!


  Ya sí que sí que estamos en otoño y ¡por fin! No es que no me guste el buen tiempo pero ya había ganas de airecito fresco, de lluvias, de hojas marrones, rojas y naranjas cayendo por doquier. El plato que os presento hoy es un clásico de mi recetario, queda muy rico y es sencillísimo de hacer. De hecho a mi me encantan las empanadillas porque son muy facilitas y tienen un montón de posibilidades más allá de las típicas de atún. 



INGREDIENTES:


  • Obleas de empanadillas.Podéis hacer vosotros mismos la masa pero creo que no merece la pena.
  • 100 gr de morcilla. Yo lo he hecho con morcilla con arroz, pero podéis utilizar la que más os guste.
  • 150 gr de queso de cabra.
  • 1  huevo.
PREPARACIÓN

  • Le quitamos la piel a la morcilla, la desmenuzamos y la metemos en el microondas unos 3 minutos.
  • Mientas que la morcilla está en el microondas, cortad el queso de cabra.
  • Cuando hayamos sacado la morcilla, cogemos las rodajas de queso y las desmenuzamos sobre la morcilla para a continuación mezclarlo.
  • Extendemos las obleas sobre una bandeja de horno con papel para hornear. Sobre cada empanadilla ponemos una cucharadita y media de la mezcla de morcilla y queso, cerramos la empanadilla y presionamos los bordes con las puntas de un tenedor, ¡pero no las pinchéis! es de forma horizontal.
  • Batimos un huevo y con una brocha, pintamos las empanadillas.
  • Las introducimos en el horno previamente calentado a 250º y las horneamos durante unos 10-15 minutos, hasta que se doren. 

  Las cantidades dan para unas 8 empanadillas normales. Como siempre, vosotros tenéis que ajustar el porcentaje de los ingredientes para adaptarlo a vuestros gustos. También podéis añadir algún fruto seco como piñones o nueces e incluso alguna hierba que le vaya bien. Si preferís que queden más crujientes podéis freírlas en lugar de hornearlas, yo personalmente prefiero las empanadillas al horno porque no están aceitosas ni son tan pesadas, pero eso va en gustos. Con la sopa de cebolla que nos trajo el otro día Goyo y estas empanadillas ya tenemos un primer y segundo plato de lo más adecuados para estas fechas, calientes y reconstituyentes. 


¡Buen provecho!

jueves, 25 de octubre de 2012

Risotto de champiñones

¡Hola, holita, cocinillas!
Hoy traemos una receta que hace años aprendí del gran Karlos Arguiñano (a través de la TV) y que yo enriquecí con algunos ingredientes más.
Queda rica riquísima. Se ha convertido en mi especialidad a la hora de invitar a mis amigos a cenar a casa. Quedan encantados y muchos me piden la receta. ¡Pues aquí está! :)
Tomad lápiz y papel:


INGREDIENTES (4 personas):
  • 3 cebolletas (un manojo).
  • 1 diente de ajo.
  • 400 gr. de champiñones.
  • 4 tazas de arroz.
  • Nata para cocinar (o leche entera en su defecto).
  • Caldo de ave (2 litros), puede estar hecho a base de pastillas de caldo.
  • Aceite de oliva.
  • Ingrediente personal (prescindible): jamón de york picado.

ELABORACIÓN:
  • Picamos el ajo muy, muy finito para que luego no se note y lo doramos en aceite de oliva. Como se dora en seguida, a continuación añadimos las cebolletas picadas. Dejamos que se doren bien. Añadimos los champiñones y dejamos que se hagan unos 5- 10 minutos a fuego medio (van a soltar su agua y se van a cocer). 
  • Añadimos el arroz y lo sofreímos un poco (en un minuto). Vamos añadiendo un cazo o dos del caldo, que previamente tenemos listo en un cazo aparte, al arroz y vamos removiendo hasta que se consume. Vamos repitiendo la operación, sin dejar de remover hasta que el arroz está listo. Así logramos (explicación que dio Arguiñano en su programa) que se ropa la molécula del almidón y quede cremoso. Es importante que vayamos añadiendo el caldo poco a poco, conforme se va consumiendo y ser constantes en el remover.
  • Cuando está casi listo, añadimos un chorro de nata para cocinar, o leche entera en su defecto, y removemos.
  • Yo, en el caso de hoy, casi al final de la cocción he puesto jamón cocido (jamón york) en lonchas, picado, para enriquecerlo. Esto es opcional, normalmente no lo pongo.

Hmmmm. ¡¡Os puedo asegurar que está buenísimo!! Tan rico como sencillo de cocinar.
¡¡Que aproveche!!



P.d.: TRUCO: Un consejo muy bueno si no tenéis un diente de ajo para dorar es añadir un poco de ajo en polvo cuando estéis dorando la cebolla. Os quedará igual de rico. ;)

viernes, 19 de octubre de 2012

Sopa de cebolla y champiñones

¡¡Hola, cocinillas!!
Las temperaturas descienden, las lluvias vuelven y tenemos que tomar ricos platos de cuchara que nos revitalicen el cuerpo. Hoy traemos una receta basada en la tradicional sopa francesa de cebolla. De hecho me he basado en la receta, ya tradicional, de Simone Ortega, pero modificándola para que quede aún más rica si cabe. La novedad: lleva champiñones y, además, si no eres vegetariano, le viene miuy bien el acompañante del jamón serrano.



¡¡¡Es una receta rapidísima y muy fácil!!! Estas cantidades son para dos platos, para dos personas: Atentos:

INGREDIENTES (2 personas):

  • Dos cebollas pequeñas (o una enorme).
  • 250 gr. de champiñones.
  • Caldo de pollo (podéis hacerlo con una o dos pastillas de caldo), unos 75 centilitros (750 ml.).
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Dos cucharadas de harina rasas.
  • Queso rallado o un cualquier queso curado para rallar (parmesano, quesos manchegos, etc.).
  • Sal al gusto.
  • Jamón serrano (opcional).

ELABORACIÓN:

  • Picamos las cebollas en rodajas, o como más os guste, y las dejamos pochar en una sartén con aceite de oliva.
  • Una vez que la cebolla está bien pochada, añadimos los champiñones partidos en láminas muy finas (para hacerlos más digestivos) y los dejamos hacerse. Los champiñones sueltan tanta agua que van a cocerse, por lo que es importante haber dejado la cebolla bien dorada previamente.
  • En la olla donde vamos a elaborar la sopa, ponemos un chorrito de aceite de oliva y añadimos las dos cucharadas de harina, removiendo hasta que se tueste (en menos de un minuto, si el aceite está caliente lo tenéis).
  • Añadís la sartén que contiene las cebollas y champiñones y cubrís con caldo de pollo (o el caldo hecho a partir de pastillas de caldo).
  • Dejamos cocer todo entre 15 a 20 minutos, a fuego lento.
  • Retiramos del fuego y añadimos el queso rallado, que se fundirá con el calor, o bien podemos gratinar en un horno con gratinador. (Personalmente he rallado yo el queso, un queso manchego buenísimo que elaboran en una fábrica casi de forma casera en Madridejos).
  • Podemos acompañar esta sopa con unas lonchas de jamón serrano. Estos sabores combinan estupendamente.  



¡¡¡Buen provecho!!! Es una sopa exquisita.

lunes, 15 de octubre de 2012

Tarta de queso y chocolate al microondas en 5 minutos

¡Buenas cocinillas!

  Con esta receta vais a descubrir que la repostería no tiene porqué ser complicada ni tiene porqué requerir un montón de tiempo. De hecho esta receta es ideal para días de pereza extrema en los que no sales ni a comprar el pan o en las visitas inesperadas que te pillan con poco y nada en la nevera. Hace unas semanas en el blog Entrando en la cocina con Claire, Claire publicó una receta para hacer un brownie en 3 minutos y bueno, como me hizo gracia lo de hacerte un bizcocho en una taza, he adaptado mi receta de tarta de queso y le he añadido un poco de chocolate. 


INGREDIENTES:
  • 1 huevo.
  • 4 cucharadas de azúcar.
  • 125 gr de queso tipo Philadelphia. También vale queso de Burgos o requesón.
  • 1 cucharada de cacao en polvo.
  • 1 cucharadita de maizena.

PREPARACIÓN:
  • Batimos el huevo en una taza.
  • Añadimos todos los ingredientes y batimos hasta que quede más o menos homogéneo.
  • Cocinar en el microondas a máxima potencia durante 3 minutos.

   Para hacer esta receta es necesario que la taza no sea pequeña, así que las tazas de té quedan descartadas. También es conveniente que la taza no se estreche demasiado, para evitar que se haga más por un lado que por otro. Si mezcláis los ingredientes a mano es normal que el queso  no se integre del todo, para que sea completamente homogéneo hay que utilizar la batidora. Ahora tengo que ser sincera con vosotros, evidentemente el sabor y la textura de esta tarta express no llega a ser tan buenos como el de la tarta de horno, pero para un apuro no está nada mal y es mucho mejor comerla cuando aún está caliente.


Esta vez lo he presentado con leche condensada. Estaba rico, rico. Bueno gente espero que disfrutéis de esta tartita y que vayáis probando otras recetitas express. Por cierto, en las siguientes semanas voy a publicar una entrada muy especial, mientras tanto, cocinad y disfrutad de la buena comida.



¡Buen provecho!

martes, 9 de octubre de 2012

Judías blancas con chorizo (habichuelas, fijones, fréjoles, fabada...)

¡Hola, cocinillas!

Estamos en otoño y ya los días de sol cada vez son más débiles. Vamos con un plato de cuchara que está de rechupete y es mucho más sencillo de hacer de lo que parece: judías blancas con chorizo. Yo las he acompañado, además, con unas judías verdes para enriquecerlas con verdura, pero las podéis hacer sin ellas y os van a quedar igual de ricas.
¡Vamos allá!


INGREDIENTES:

  • Un bote de judías blancas (peso escurrido 400 gr.).
  • Una cebolla grande o dos pequeñas.
  • Un tomate.
  • Un pimiento verde.
  • Un diente de ajo.
  • Pimentón dulce.
  • Una pastilla de caldo (de carne o ave).
  • Uno o varios trozos de chorizo dulce.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal (opcional, la pastilla de caldo ya tiene sal).
  • Judías verdes de bote al gusto (opcional).

ELABORACIÓN:

  • En una olla echamos un chorro de aceite de oliva abundante y en él pochamos la cebolla y el ajo, previamente picados. El diente del ajo debe ir muy fino para que no se note una vez pochado, o bien en trozos lo suficientemente grandes para retirarlo si no os gusta. 
  • Picamos también el pimiento verde y lo incorporamos. Finalmente pelamos el tomate y lo incorporamos muy picado dejándolo sofreír también. 
  • Añadimoss una cucharita de tamaño café con pimentón dulce. Removemos todo. 
  • Incorporamos las judías blancas y rápidamente las cubrimos con agua (aproximadamente un litro) y echamos una pizca de sal, pero poca, ya que a continuación le añadimos la pastilla de caldo de caldo, que ya viene salada. 
  • Dejamos cocer y añadimos el chorizo, uno, dos, o lo trozos que nos vayamos a querer comer. 
  • Añadimos también, si nos gustan, un puñadito de judías verdes de bote (cantidad al gusto). 
  • Dejamos cociendo hasta que las judías blancas estén blanditas. Si vemos que han de cocer más, podemos ir añadiendo poco a poco agua. El tiempo de cocción aproximado no supera los 30 min. usando judías de bote.

¡Y voilà!


¡¡Buen provecho!! Prometemos que están cojonudas. Son muy sanas... pero la fibra produce los gases que produce, así que prever cuándo las vais a comer. ;) Además, este plato está muy rico de un día para otro.

Truquito: si os gusta que el caldo se espese podéis disolver una cucharada pequeña de harina de trigo (maizena) en algo más de medio vasito de agua fría y añadir a la olla mientras que cuece para que espese.

jueves, 4 de octubre de 2012

Bocata de pavo con hummus

¡Hola Cocinillas!

 ¿Qué tal habéis empezado octubre? espero que ya hayáis superado el síndrome postvacacional y estéis listos para el otoño que ha llegado con fuerza. Y ahora vamos con nuestra receta de hoy. Como bien habéis leído en el título se trata de un bocata y diréis qué cosa más cutre para un blog de cocina, pues os equivocáis porque este bocata no es el típico que te hacía tu madre para el recreo este es más sabroso, exótico y posiblemente, también es más saludable.
   Aunque mucha gente ya sabe lo que es el hummus os lo voy a explicar por si acaso alguno de vosotros aún no lo ha probado. El hummus es un plato típico de la cocina árabe, yo lo conocí en un restaurante egipcio y viene a ser un puré de garbanzos con algunas especias. Este plato suele servir de picoteo mojando en el hummus unos colines, palitos de pepino y zanahoria o pan de pita, también sirve de salsa para carnes y aún no lo he probado con el pescado pero seguro que le va bien. 

INGREDIENTES:

 Hummus:


  • 200gr de garbanzos cocidos con un poco de caldo de los garbanzos.
  • El zumo de medio limón.
  • 1 diente de ajo.
  • 2 cucharadas de semillas de sésamo tostadas o de tahína (pasta de sésamo).
  • 1 1/2 cucharada de aceite de oliva, a ser posible virgen extra.
  • Pimienta negra, comino y perejil al gusto.

Bocata:
 
  • Uno o dos filetes de pavo. En mi caso he tenido que conformarme con hamburguesa, no había otra cosa.
  • Lechuga cortada al gusto. 
  • Zanahoria rallada, pero sólo un pelín porque se desparrama por todos los lados. 
  • Pan de cualquier tipo, si sois celiacos os podéis hacer un sándwich con el pan sin gluten o un rollito con una tortita de harina de maíz. De hecho, en un principio quería hacer rollitos pero tampoco tengo tortitas. 
PREPARACIÓN:

Hummus:

  • Meter todos los ingredientes en un vaso de batidora y triturarlos. Podéis dejarlo más espeso o más liquido añadiéndole más o menos caldo o garbanzos. A ver, a mí me gusta todo bien triturado pero tampoco líquido del todo así que sólo le echo el caldo que se cuela en la cuchara al coger los garbanzos.
  • Para presentar como salsa de picoteo a menudo se vierte un poco de aceite de oliva sobre el hummus y espolvorear pimentón, en algunos sitios reservan unos garbanzos enteros para ponerlos sobre el hummus.
Bocata:

  • Cocinar a la plancha los filetes, si queréis añadirle un poco más de sabor, echad un chorrito de limón, pero vamos, con el hummus no creo que sea necesario.
  • Cortar la lechuga y la zanahoria al gusto y si queréis poner tomate o cualquier otra verdura ¡adelante!
  • Cortar el pan (sí, es obvio). 
  • Esparcir sobre el pan un par de cucharadas de hummus, poner el filete encima, una capa de ensalada y cerrad el bocata con el otro pan también untado de hummus. 

   Los ingredientes son para un sólo bocadillo, pero como bien sabéis, sois vosotros los que tenéis que innovar añadiendo ingredientes, quitando otros, variando la cantidad... Respecto a las semillas de sésamo, se pueden encontrar en herbolarios y en algunos centros comerciales. Eso sí, la cantidad de hummus es más que suficiente para unos cuatro bocatas de tamaño normalito, como un tercio de la barra de pan normal. Debajo de estas líneas os dejo una fotografía de como queda el hummus. Esta es una receta que me encanta porque es sana, rica, fácil y rápida de hacer. Espero que lo disfrutéis.


¡Buen provecho!

  PD: Hemos etiquetado las recetas con "sin azúcar", "sin gluten" y "vegetariano". Si queréis alguna receta que tenga alguna de estas características solo tenéis que poner esas palabras en el buscador que hay a la derecha. Y sí, etiqueto esta entrada como "vegetariano" por que el hummus es un plato perfecto para ellos, muy nutritivo y apto para veganos. 


martes, 18 de septiembre de 2012

Merluza con gulas y champiñones


¡Buenas cocinillas!

¿Qué tal está yendo la vuelta al trabajo? espero que esté siendo suave y que no tengáis el síndrome post-vacacional. Como me imagino que muchos de vosotros querréis quitaros esos kilitos que cogemos en las vacaciones os he traído una receta sanísima, vamos, de dieta total pero que además está rica, rica. Esta receta es de mi madre, se la ocurrió un día en que apenas teníamos nada en la nevera y en un periquete creó esta delicia.

INGREDIENTES:


  • 2 Filetes de merluza
  • Unos 100 gr de champiñones, pueden ser frescos o de lata.
  • 150 gr de gulas, un paquete individual.
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Ajo picado o en polvo.
  • Un poco de zumo de limón.

PREPARACIÓN:

  • Si utilizáis champiñones frescos lavadlos y cortarlos como más os guste. 
  • En una fuente para horno, poned los filetes, los champiñones y las gulas. Espolvoread por encima el sal y el ajo y echad un chorrito de zumo de limón, podéis exprimirlo directamente sobre la comida, y el aceite.
  • En tema de tiempos y temperaturas a mi madre le gusta dejar el horno fuerte e ir echando una mirada, pero más o menos son unos 200º durante 30 minutos. De todas formas idle echando un vistazo de vez en cuando y cuando veáis que algunas gulas empiezan a tostarse, sacadlo.

Las cantidades son para una persona, pero ya sabéis como son las madres, controlan más medidas como puñado, mijaita, pizca, abundante... vamos, que esta vez las cantidades son muy orientativas  y que como siempre, tendréis que ir afinándolas en función de vuestros gustos. Bueno, yo creo que con una receta tan sencillita y rica no cuesta nada cuidarse. 



¡Buen provecho! 

martes, 4 de septiembre de 2012

Cake-pops o bizcoletas

¡Hola cocinillas!

Estoy segura que muchos de vosotros diréis ¿y qué es eso de cake-pops? pues como su "traducción" a castellano indica es una especie de piruleta o más bien de Chupa-chups de bizcocho. Conocí la existencia de este tipo de dulce a través de varios bolgs de repostería creativa como pueden ser Objetivo Cupcake Perfecto, La Dulce Magdalena blogs muy recomendables si os van los cupcakes. Ya había hecho algún ensayo de bizcoleta con los restos de algún bizcocho y aprovechando que Goyo nos invitó a comer me llevé un bizcocho, un tarrina de queso de untar, unos palos de los de brochetas y chocolate de cobertura para ponernos todos allí y hacerlos todos juntos. También es una receta que se presta bastante a hacerla con niños.


INGREDIENTES:
 
  • 250 gr de harina bizcochona (la que te viene con la levadura incorporada).
  • Un vaso y medio de azúcar.
  • Un yogur natural.
  • 4 huevos. 
  •  Medio vaso de aceite.
  • Ralladura de naranja.
  • Zumo de una naranja.
Cake-pop
  • Una tarrina de queso de untar.
  • Unas tres o cuatro cucharadas de nutella, nocilla o cualquier otra crema de chocolate.
  • Chocolate de cobertura.

PREPARACIÓN:

Bizcocho
  • Batir los huevos con el azúcar hasta conseguir una espuma esponjosa.
  • Añadir el aceite y el yogurt y seguir batiendo.
  • Incorporar poco a poco la harina, si está tamizada mejor que mejor.
  • Echar la ralladura y el zumo y mezclarlo todo bien.
  • Cocer en el horno previamente precalentado a 175º durante 40 minutos.
Cake pop

  • Una vez que hemos sacado el bizcocho del horno y se ha enfriado, lo despedazamos y lo convertimos en migas.
  • Ahora añadimos el queso y la crema de chocolate y lo mezclamos con las migas hasta obtener una masa moldeable. Es mejor ir añadiendo el queso y la crema de cucharada en cucharada, para no pasarse e ir controlando el sabor.
  • Con la masa que hemos obtenido hacemos bolitas. El tamaño de las bolitas no debe ser demasiado grande ya que luego se van a sostener mediante un palito.
  • Dejar las bolas un buen rato en la nevera para que se consoliden. Con un par de horas es suficiente y si tenéis prisa, dejadlas en el congelador.
  • Mientras se espera a que las bolitas se endurezcan podemos ir derritiendo el chocolate de cobertura. Aunque se puede derretir de varias formas yo recomiendo hacerlo al baño María para asegurarnos de que no se quema. Si lo hacéis en el microondas siempre con la función de descongelar y con leche.
  • Una vez que tenemos el chocolate fundido y las bolitas fuera de la nevera, cogemos unos palitos, los mojamos en el chocolate e insertamos una bola en cada uno de ellos. Después bañamos la bola en el chocolate y clavamos en el palito en algún sitio como corcho blanco para que se seque. Nosotros nos los comimos recién bañados sin esperar ni nada ¡y están riquísimos! sobre todo por el contraste de chocolate caliente y la masa fría.
Dicho así parece complicado pero en realidad es sencillísimo. Con estas cantidades salen un  montón de bolitas, puede que demasiadas, si queréis hacer menos reducir a la mitad los ingredientes. La receta del bizcocho es la que te viene en el envase de una harina especial para bizcochos, aunque en realidad lo único que tiene de especial es que ya tiene la levadura incorporada. El problema que le encontré es que el tiempo de horno es bastante superior al indicado en el envase, pero con ir controlando el bizcocho es suficiente. Ese día utilicé esa receta porque iba justita de tiempo, de todas formas, las bizcobolas se pueden hacer con cualquier tipo de bizcocho y con cualquier cosa cremosa/pringosa (buttercream, mermelada, crema de cacao, crema de queso, etc). En cuanto a los palos, en algunas tiendas especializadas venden palos para los cake-pops, pero valen igual de bien los palos de brochetas de toda la vida, eso sí, tened cuidado al morder para no clavaros la punta. Luego si queréis le podéis echar por encima birutas de chocolate, trocitos de almendra, coco rallado... 


El otro día hice un bizcocho para hacer bizcobolas con mis primos pequeños, pero cuando mi familia lo probó no quedó nada de él, así que espero poder hacer dentro de poco más cake-pops y subiros más fotitos. En fin, espero que hayáis emepezado septiembre con buen pie. 

¡Buen provecho!


PD: Se me olvidaba comentaros una cosa muy importante. Podéis hacer esta receta sin gluten, basta con sustituir la harina por harina de maíz (maizena) y controlar el bizcocho dentro del horno.